CENTRO INTERNACIONAL DE INFORMACION

MARIA REINA DE LA PAZ

Av. 27 de Febrero #328, Santo Domingo, Rep. Dom., Tel. 567-0121 al 24, Fax. 566-8586, 534-5395

Email: radiomariadominicana@hotmail.com Web Site: http://www.reocities.com/vienna/9751/centro.html

 
 

 

 

 

 

 


No .(#15 cidi MRP ),  6 – 02,  9- 03 | 26 de julio del 2003. AÑO DEL ROSARIO

Santo. Domingo., República Dominicana

 

 

Ø Noticias – Medjugorje
- Oasis de Paz
(PAG 01)

- Marcha de la Paz (PAG 04)

- 22 Aniversario Maria Reina de           la Paz (PAG 05)

Ø Noticias – Roma (PAG 06)

Ø Noticias y fechas para recordar – CIDI MRP (PAG 07)

Ø Reflexiones del mes de Agosto
- La Transfiguración del Señor
>
(PAG 09)
- La Asunción de la Virgen Santísima (PAG 11)
- Novena a la Asunción de Maria Santísima (PAG 16)
- Las Virtudes Cardinales (PAG 17)

Ø Día a Día con Maria Reina de la Paz- Agosto (PAG 22)

Ø  Reflexión del Mensaje de María Reina de la Paz  en Medjugorje.

Ø  25 de Julio del 2003  - Padre Francisco Verar (PAG 31)

 

 

Seminario de Formación Mariana
del 8 al 10 de Agosto. Santo Domingo, Rep. Dominicana

Parroquia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

 

 

 

 

 

. : : M E D J U G O R J E : : .

OASIS DE PAZ

 

 

Parroquia de Medjugorje y Santuario de la Reina de la Paz

En conformidad con el decreto del Papa Urbano VIII y con la disposición del Concilio Vaticano II, el escritor no tiene la intención de adelantarse al juicio de la Iglesia en cuanto a la naturaleza sobrenatural de los acontecimientos y mensajes mencionados en estas páginas. Tal juicio concierne a la autoridad competente de la Iglesia, ante la cual el autor se somete plenamente. Las palabras tales como “apariciones, milagros, mensajes” y similares tienen aquí un valor de testimonio humano.

 

Medjugorje es uno de los pueblos de Hercegovina occidental que pertenece al ayuntamiento de Citluk, región histórica de Brotnjo. Siendo Medjugorje el más grande de de los cinco pueblos que componen la extensa parroquia (Medjugorje, Bijakovii, Vionica, Miletina y urmanci), dio el nombre a ésta. Últimamente es famoso como uno de los más conocidos y más visitados centros de peregrinaje del mundo católico. El nombre de Medjugorje es de origen eslavo y significa "la zona entre dos montañas". La parroquia de Medjugorje se extiende a la altura de 200 m sobre el mar y goza de un suave clima mediterráneo que ofrece las condiciones ideales para la cultivación de viñedos, tabacos y frutas.

 

La parroquia de Medjugorje fue fundada el 1892 y encomendada a Santiago, protector de los peregrinos. Se tardó solamente cinco años en terminar la construcción de la antigua iglesia parroquial de Santiago. Para aquella época era suficientemente grande y bonita, pero habiendo sido construida en terreno inconsistente, rápidamente comenzó a hundirse en el suelo y empezaron a rompérsele las paredes. Por lo tanto, después de terminada la primera guerra mundial se planeó la construcción de una nueva iglesia. El 19 de enero de 1969 es la fecha de la inauguración y bendición de la nueva iglesia. Aunque hasta el verano de 1981 no atraía especialmente la atención de nadie, ni siquiera de la gente que vivía en sus alrededores más próximos, aquel verano la iglesia de Medjugorje se convirtió en punto central de unión de varios miles de peregrinos de todo el mundo. La gente empezó a acudir a ver y averiguar personalmente qué era lo extraordinario que ocurría en Medjugorje. Aquí le esperaba el mensaje sobre la necesidad de la fe, oración, conversión, ayuno,..., como las condiciones previas para la paz y la salvación del mundo.

Después de las apariciones se siguió con las pequeñas obras tanto en la iglesia misma como en su entorno. Los restos de la antigua iglesia están conservados en el parque de la rotonda, a la izquierda del Santuario.

El fenómeno de Medjugorje es un acontecimiento único en el mundo contemporáneo. En los últimos 20 años atrajo aproximadamente veinte millones de peregrinos de todo el mundo. Aquí ellos reencuentran la paz, su propia humanidad y reestablecen su nexo con Dios. Se convierten en testigos de verdad, amor y paz.

 

EL MONTE DE LAS APARICIONES

 

El monte de Crnica, donde tuvieron lugar las primeras apariciones de la Virgen y que está a varios centenares de metros arriba de Podbrdo, una aldea de Bijakovici, es lo que solemos llamar El Monte de las Apariciones.

Desde el pueblo hasta el lugar mismo de las apariciones nos lleva un camino peatonal muy escarpado, ensanchado y bien allanado gracias a la visita de varios millones de peregrinos que hasta ahora han venido a este lugar, por lo que se hace visible desde lejos. Numerosos peregrinos, muchos de ellos nacidos y criados en el asfalto, muy a menudo suben por las agudas piedras con calzado poco apropiado o hasta descalzos y de rodillas hasta el sitio de las primeras apariciones.

En la mitad del camino se encuentra una gran cruz de madera. Este es el lugar donde el día 26 de junio de 1981, el tercer día de las apariciones, la Virgen apareció a Marija Pavlovi quien, aquella noche, después de la visión colectiva en el sitio de los días anteriores, salió corriendo cuesta abajo adelantándose a los demás videntes. En este lugar, Marija volvió a ver a la Virgen con el rostro triste, y detrás de Ella, una gran cruz, quien, gesticulando con los brazos decía: "¡Paz, paz, paz, solamente paz! ¡La paz debe reinar entre Dios y el hombre, y entre todos los hombres!" Este lugar es hoy en día la parada donde se detienen los peregrinos a rezar y a meditar sobre el mensaje de las apariciones de Medjugorje que va dirigido al hombre moderno y al mundo, tan necesitados de paz!

El lugar de las apariciones es un gran espacio en un pedregal de unos cien metros de diámetro, casi totalmente allanado por los pasos de muchos millones de peregrinos sin ningún tallo de paja entre las rocas, casi sin ningún grumo de tierra o piedrecitas. En el lugar definido por los videntes mismos como él de la aparición de la Virgen se colocó una cruz grandísima en medio de un montículo de piedras. Sólo y únicamente algo extraordinario pudo atraer tanta gente a este sitio. A cualquier hora del día o de la noche, en cualquier día del año que llegue uno allí, encontrará a personas y grupos rezando, cantando, o meditando en silencio.

El 8 de septiembre de 2001, en honor del XX Aniversario de las apariciones, en el lugar de las primeras apariciones, fue colocada una estatua blanca de mármol de la Reina de la Paz.

 

KRIZEVAC - EL MONTE DE LA CRUZ

 

Aproximadamente a un kilómetro de distancia, en línea recta está el monte Krizevac, comunicado con otro monte, Crnica, formando los dos un triángulo. En el vértice del monte Krievac, a la altura de unos 520 m sobre el mar, el párroco de aquella época junto con los feligreses de Medjugorje elevaron una cruz de hormigón armado de 8,56 m de longitud. En la cruz grabaron las palabras: "A Jesucristo, Redentor de la raza humana, como un signo de su fe, amor y esperanza, el pastor Bernadine Smoljan y la parroquia de Medjugorje erigieron esta cruz. De todo mal, líbranos, oh Jesús." En el lugar de la intersección de la cruz fueron empotradas las reliquias adquiridas en Roma especialmente para esa ocasión - un trocito de la cruz, venerada por los feligreses y considerada como la cruz de Cristo Crucificado cuya parte más grande está guardada en la Iglesia de la Santa Cruz de Jerusalén en Roma. La cruz fue terminada el 15 de marzo de 1934. Posteriormente se arraigó la costumbre de celebrar la Santa Misa el primer domingo después de la Natividad de Nuestra Señora, en recuerdo de la Exaltación de la Santa Cruz.

El monte de la Cruz (Krizevac) no atrae tantos peregrinos por las bellezas de su paisaje y contorno ni por la importancia de la cruz allí puesta sino porque, tras las primeras apariciones de Medjugorje, mucha gente asevera haber visto varias "señales" de luz y otras cosas más. Ellos lo relacionaban con las apariciones de la Virgen, con su mensaje de paz entre Dios y el hombre, y entre todos los hombres. Entendieron que el camino hacia esta paz pasa indudable e inevitablemente por la cruz, así que incluyeron en sus peregrinaciones, devociones y costumbres, la adoración de la cruz también. Subiendo por un camino difícil, casi imposible, hasta la cruz del monte Krizevac, los peregrinos van rezando el Via Crucis. Es por eso que fueron colocados quince relieves de cobre y la imágen de la Virgen está en cada uno de ellos. La Virgen acompaña a Jesús y a nosotros también por el Vía Crucis de la vida.

El 24.11.2001, en el primer aniversario de la muerte de Fr. Slavko Barbaric, en el lugar en que entregó su alma en las manos del Señor, fue levantado un monumento: un relieve en bronce de Fr. Slavko Barbaric empotrado en piedra. Entre dos estaciones del Vía Crucis, quedará como símbolo y recuerdo de un hombre que decía lo que pensaba y hacía lo que decía, siguiendo el Evangelio y los mensajes de la Reina de la Paz.

EL ARZOBISPO DE LJUBLJANA DR. FRANC RODE ACERCA DEL FENOMENO DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE

        El arzobispo de Ljubljana Dr. Franc Rode, el 26 de mayo de 2003, en una conversación con la radioemisora “Mir” Medjugorje acerca del fenómeno de las apariciones de la Virgen en Medjugorje dijo lo siguiente:

        “Mi posición hacia los acontecimientos de Medjugorje es la misma que tienen los obispos croatas. Medjugorje existe y como tal es un hecho. La gente va a ese lugar y veo que Medjugorje es un lugar de gracia. ¡Muchos creyentes de Eslovenia que peregrinaron a Medjugorje dijeron que allí recibieron grandes gracias! En Medjugorje pudieron confesarse, regresaron a la vida de la Iglesia y después de eso, viven profundamente su vida cristiana. Es una gracia que recibieron en Medjugorje. ¿Por qué entonces no permitirlo? No tengo nada en contra de que la gente vaya a Medjugorje. Pero, al mismo tiempo, espero que el poder competente y legítimo de la Iglesia se manifieste acerca de Medjugorje y pienso que pronto tendremos una respuesta.”

MARCHA DE LA PAZ 
MARTES, 24 DE JUNIO DEL 2003.
MEDJUGORJE
 


 

 

 

 

“LA MARCHA DE LA PAZ”

En vísperas del XXII Aniversario de las apariciones de la Virgen, el 24 de junio, fue realizada la undécima "Marcha de la Paz". Comenzó con una oración y bendición a los peregrinos frente al monasterio franciscano de Humac. Los peregrinos, alrededor de 3 000, emprendieron el camino hacia Medjugorje poco después de las 6,00 horas. Después de la llegada a Medjugorje, los peregrinos se reunieron frente a la iglesia para orar brevemente en comunidad. La "Marcha de la Paz" es una idea que surgió en los corazones de los peregrinos y amigos de Medjugorje en los días más duros de la guerra - en el año 1992. Aunque los años de la guerra quedaron atrás, la Virgen en sus mensajes nos hace recordar: “…las guerras en nuestros corazones…” Esta marcha de oración de 13 Km. es una respuesta a la ausencia de paz, la violencia y el odio, y un estímulo hacia la paz y la reconciliación verdaderas.

 

 

 

22 ANIVERSARIO
MARIA REINA DE LA PAZ
MEDJUGORJE.
miércoles, 25 de junio del 2003.
 

 

 

 

 


 

CELEBRACION DEL XXII ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN EN LA PARROQUIA DE MEDJUGORJE

Durante estos 22 años, el mensaje de paz de la Virgen, ha sido difundido por el mundo a través de los peregrinos y ha llegado a los lugares más recónditos de la tierra y ha hecho de Medjugorje la parroquia del mundo. Una confirmación de eso es la presencia de más de 80 000 creyentes que visitaron Medjugorje con ocasión del XXII Aniversario. Nombrar todos los países cuyos fieles vinieron a visitar a la Reina de la Paz es prácticamente imposible: los hubo de los 5 continentes. Excepcionalmente numerosos fueron nuestros peregrinos locales, muchos de ellos acudieron descalzos a Medjugorje para orar por la paz a María - la Reina de la Paz.

 

Debido a la diversidad de idiomas, durante la mañana de los días 24 y 25 de junio, las Santas Misas fueron celebradas en 16 idiomas. Durante esos dos días, fueron impartidas 24 000 Santas Comuniones.

 

La Santa Misa en vísperas del aniversario, el 24 de junio, fue presidida por Fr. Gabriel Mioc y concelebraron 135 sacerdotes. En la Santa Misa estuvieron presentes alrededor de 15 000 fieles. En el día del aniversario, asistieron alrededor de 35 000 fieles a la Santa Misa vespertina, que fue presidida por Fr. Miro Sego. Concelebraron 180 sacerdotes provenientes de veinte países.

 

 

. : : N O T I C I A S  -  R O M A : : .

Lanzan programa gratuito para rezar el Rosario “online”

MADRID, 16 Jun. 03 (ACI).- Este fin de semana se anunció el lanzamiento del sitio Web http://www.elsantorosario.info, que ofrece un programa multimedia gratuito para rezar el Santo Rosario “online” en idioma español.

El programa permite escuchar la oración y combinarla con texto e imágenes alusivas a los distintos misterios.

Según los responsables, el programa “puede ser copiado para ofrecerlo desde cualquier Web, distribuido, modificado o mostrar un enlace a dicho dominio, sin ninguna limitación”.

La iniciativa “es un esfuerzo de un grupo de programadores católicos para que se extienda lo más posible esta hermosa oración” agregaron.

 Juan Pablo II pide unidad de los cristianos al celebrar a San Pedro y San Pablo

VATICANO, 29 Jun. 03 (ACI).- Al presidir la oración del Ángelus ante los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro con ocasión de la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, el Papa Juan Pablo II pidió por la unidad de los cristianos de Oriente y Occidente.

Tras señalar que los dos apóstoles son las “columnas de la Iglesia”, evocó su testimonio de evangelización y martirio.

“Hoy está de fiesta de manea especial la diócesis de Roma, que en el testimonio de los dos grandes apóstoles echa sus propias raíces. Pedro, escogido por Cristo como la ‘roca’ sobre la cual construir la Iglesia, fue crucificado no lejos de la colina Vaticana, y su tumba es el centro simbólico de la fe católica. Pablo, decapitado a las puertas de Roma, es modelo de evangelización y sus Cartas, parte importante del Nuevo Testamento, no dejan de atraer a Cristo a hombres y mujeres de todos los tiempos”, señaló el Papa.

Asimismo, agradeció las oraciones de todos lo que ofrecen especiales plegarias por sus intenciones en esta fecha “y para todos aquellos que, con su ayuda, apoyan concretamente el servicio que desempeña a favor del Pueblo de Dios”.

En un momento especial de su breve discurso, el Santo Padre agradeció la presencia en la Misa en la entregó los palios arzobispales a 40 pastores del mundo, de una delegación del Patriarca Ecuménico Bartolomé I. “El intercambio de delegaciones entre Roma y Constantinopla, con motivo de las respectivas fiestas patronales, es mucho más que un acto de cortesía eclesial. Refleja la intención profunda y arraigada de restablecer la plena comunión entre Oriente y Occidente”, explicó el Pontífice.

En este sentido, pidió a Dios que permita “que podamos alcanzar cuanto antes la plena unidad de los discípulos de Cristo”.

. : : N O T I C I A S  -  c i d i  M R P : : .

NOTICIAS Y FECHAS IMPORTANTES PARA RECORDAR

AGOSTO

Seminario de formación Mariana

Viernes, 8 al domingo, 10 de agosto del 2003. Parroquia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Párroco: Rev. Padre Gerardo Ramírez. Santo Domingo, Rep. Dominicana

Viernes 8 : de 6:00 p.m. a 8:00 PM

Sábado 9 : de 9:00 AM  a 12:00 m; de 3:00 p.m. a 6:00 PM

Domingo 10 : de 9:00 a.m. a 12:00 m

·                      A continuación les informo sobre las fechas confirmadas del “Año de Misión en Iberoamérica” para impartir Seminarios de Formación   para Grupos de Oración María Reina de la Paz.

 

Rev. P. Francisco Verar Hernández

·                      22 – 25  de agosto.  Guayaquil, Ecuador

 

OCTUBRE

·    lunes, 6 al viernes, 10 de octubre del 2003. Medjugorje, Bosnia. Ya se está programando el siguiente Congreso Internacional en Medjugorje. Anexamos el programa, que no es el definitivo. 15vo. Congreso "EL ROSARIO: CAMINO DE MARIA POR LA PAZ" Este es abierto a todo el público y el costo es de US $ 25.00, que de preferencia deben ser cancelados a través de la agencias de viajes, o ya sea enviando el cheque en fondos US y de banco americano en Estados Unidos., como también lo puede enviar al Centro Internacional de Información Maria Reina de la Paz. A la siguiente dirección: Sra. Lidia Acosta de Rodríguez.  CPS # 555.  1733 NW  79 Ave. Miami Florida 33126  Los cheques se harán  a nombre de : Asociación María Reina de la Paz..

 

PROGRAMA:

15vo. Congreso "EL ROSARIO : CAMINO DE MARIA POR LA PAZ"

6 de octubre del 2003. Lunes

9:00 AM. Rosario

9:30 AM Bienvenida del Párroco.

10:00 AM 1ra. CONFERECIA:  "EL ROSARIO: CAMINO DE MARIA POR LA PAZ".

11:00 AM Receso

12:00 meridiano. Eucaristía en español. Parroquia

3:00 PM. Encuentro con alguno de  los videntes y sacerdotes de la parroquia.

5:00pm.  Seguir el programa de la Parroquia, preparación a la Eucaristía y Confesiones.

7 de octubre del 2003. Martes

8:00 AM subida a la colina de las Apariciones- Podbro.

12: 00 meridiano Eucaristía en español. Lugar por confirmar.

    Tarde Libre

8 de octubre del 2003. Miércoles.

9:00am Rosario

9:30 AM  2da. CONFERENCIA : " ROSARIO UNE A LA  FAMILIA".

10:30 AM Receso

11:00am  3ra. CONFERENCIA:

12:00 AM Eucaristía en español. Parroquia

3:00pm Encuentro con los Videntes o visita al Cenáculo.

5:00pm Seguir el programa de la Parroquia, preparación a la Eucaristía y Confesiones.

9 de octubre del 2003. Jueves.

8:00 Subida al Krizevac

Tarde libre

10 de octubre del 2003. Viernes

9:00 Rosario

10:00 Conclusiones.

·    del 11 al 13 de octubre  del 2003. Retiro en Medjugorje en la casa San Giuseppe.  Será exclusivo para los miembros de Centros y Grupos de Oración Maria Reina de la Paz y estará dirigido por  el Rev. P. Francisco Verar (Presidente del CODI)  y del Rev. P. Manuel Hernández (Vocal del CODI, por España) El costo del mismo es de US $ 125.00 y el cupo es limitado, por lo que el pago debe efectuarse a más tardar de el 31 de julio del 2003. No se harán reservaciones sino se recibe la totalidad del pago, y en caso de fuerza mayor, se reintegrarán únicamente US $ 100.00

·    Se le ruega a todos  los que participarán en el Congreso en Medjugorje que envíen sus nombres dirección, teléfono, fax, y dirección electrónica al Centro Internacional de Información María Reina de la Paz. Fax: (809) 534 5395 y (809) 566 8586. Email: radiomariadominicana@hotmail.com

. : : R E F L E X I O N E S   M E S   D E   A G O S T O : : .

LA TRANSFIGURACION DEL SEÑOR
6 de Agosto

 

Jesús había anunciado a los suyos la inminencia de su Pasión y los sufrimientos que había de padecer a manos de los judíos y de los gentiles. Y los exhortó a que le siguieran por el camino de la cruz y del sacrificio (Mt 16, 24 ss). Pocos días después de estos sucesos, que habían tenido lugar en la región de Cesarea de Filipo, quiso confortar su fe, pues, -como enseña Santo Tomás- para que una persona ande rectamente por un camino es preciso que conozca antes, de algún modo el fin al que se dirige: “como el arquero no lanza con acierto la saeta si no mira primero al blanco al que la envía. Y esto es necesario sobre todo cuando la vía es áspera y difícil y el camino laborioso... Y por esto fue conveniente que manifestase a sus discípulos la gloria de su claridad, que es los mismo que transfigurarse, pues en esta claridad transfigurará a los suyos” (Sto. Tomás, Suma teológica).

Nuestra vida es un camino hacia el Cielo. Pero es una vía que pasa a través de la Cruz y del sacrificio. Hasta el último momento habremos de luchar contra corriente, y es posible que también llegue a nosotros la tentación de querer hacer compatible la entrega que nos pide el Señor con una vida fácil, como la de tantos que viven con el pensamiento puesto exclusivamente en las cosas materiales... “¡Pero no es así! El cristianismo no puede dispensarse de la cruz: la vida cristiana no es posible sin el peso fuerte y grande del deber... si tratásemos de quitarle ésto a nuestra vida, nos crearíamos ilusiones y debilitaríamos el cristianismo; lo habríamos transformado en una interpretación muelle y cómoda de la vida” (Pablo VI, Alocución 8-IV-1966). No es esa la senda que indicó el Señor.

Los discípulos quedarían profundamente desconcertados al presenciar los hechos de la Pasión. Por eso, el Señor condujo a tres de ellos, precisamente a los que debían acompañarle en su agonía de Getsemaní, a la cima del monte Tabor para que contemplaran su gloria. Allí se mostró “en la claridad soberana que quiso fuese visible para estos tres hombres, reflejando lo espiritual de una manera adecuada a la naturaleza humana. Pues, rodeados todavía de la carne mortal, era imposible que pudieran ver ni contemplar aquella inefable e inaccesible visión de la misma divinidad, que está reservada en la vida eterna para los limpios de corazón” (San León Magno, Homilía sobre la transfiguración), la que nos aguarda si procuramos ser fieles cada día.

También a nosotros quiere el Señor confortarnos con la esperanza del Cielo que nos aguarda, especialmente si alguna vez el camino se hace costoso y asoma el desaliento. Pensar en lo que nos aguarda nos ayudará a ser fuertes y a perseverar. No dejemos de traer a nuestra memoria el lugar que nuestro Padre Dios nos tiene preparado y al que nos encaminamos. Cada día que pasa nos acerca un poco más. El paso del tiempo para el cristiano no es, en modo alguno, una tragedia; acorta, por el contrario, el camino que hemos de recorrer para el abrazo definitivo con Dios: el encuentro tanto tiempo esperado.

Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, y los llevó a un monte alto, y se transfiguró ante ellos , de modo que su rostro se puso resplandeciente como el sol y sus vestidos blancos como la luz. En esto se le aparecieron Moisés y Elías hablando con Él (Mt 17, 1-3). Esta visión produjo en los Apóstoles una felicidad incontenible; Pedro la expresa con estas palabras: Señor, ¡qué bien estamos aquí!; si quieres haré aquí tres tiendas: una para Ti, otra para Moisés y otra para Elías (Mt 17, 4). Estaba tan contento que ni siquiera pensaba en sí mismo, ni en Santiago y Juan que le acompañaban. San Marcos, que recoge la catequesis del mismo San Pedro, añade que no sabía lo que decía (Mc 9, 6). Todavía estaba hablando cuando una nube resplandeciente los cubrió con y una voz desde la nube dijo: Éste es mi Hijo, el Amado, en quien tengo mis complacencias: escuchadle (Mt 17, 5).

El recuerdo de aquellos momentos junto al Señor en el Tabor fueron sin duda de gran ayuda en tantas circunstancias difíciles y dolorosas de la vida de los tres discípulos. San Pedro lo recordará hasta el final de sus días. En una de sus Cartas, dirigida a los primeros cristianos para confortarlos en un momento de dura persecución, afirma que ellos, los Apóstoles, no han dado a conocer a Jesucristo siguiendo fábulas llenas de ingenio, sino porque hemos sido testigos oculares de su majestad. En efecto Él fue honrado y glorificado por Dios Padre, cuando la sublime gloria le dirigió esta voz: Éste es mi Hijo, el Amado, en quien tengo mis complacencias. Y esta voz, venida del cielo, la oímos nosotros estando con Él en el monte santo (2 Pdr 1, 16-18). El Señor, momentáneamente, dejó entrever su divinidad, y los discípulos quedaron fuera de sí, llenos de una inmensa dicha, que llevarían en su alma toda la vida. “La transfiguración les revela a un Cristo que no se descubría en la vida de cada día. Está ante ellos como Alguien en quien se cumple la Alianza Antigua, y, sobre todo, como el Hijo elegido del Eterno Padre al que es preciso prestar fe absoluta y obediencia total” (Juan Pablo II, Homilía 27-II-1983), al que debemos buscar todos los días de nuestra existencia aquí en la tierra.

¿Qué será el Cielo que nos espera, donde contemplaremos, si somos fieles, a Cristo glorioso, no en un instante, sino en una eternidad sin fin?

Todavía estaba hablando, cuando una nube resplandeciente los cubrió y una voz desde la nube dijo: Éste es mi Hijo, el Amado, en quien tengo mis complacencias: escuchadle (Mt 17, 5). ¡Tantas veces le hemos oído en la intimidad de nuestro corazón!

Si nos mantenemos siempre cerca de Jesús, nada nos hará verdaderamente daño: ni la ruina económica, ni la cárcel, ni la enfermedad grave..., mucho menos las pequeñas contradicciones diarias que tienden a quitarnos la paz si no estamos alerta. El mismo San Pedro lo recordaba a los primeros cristianos: ¿quién os hará daño, si no pensáis más que en obrar bien? Pero si sucede que padecéis algo por amor a la justicia, sois bienaventurados (1Pdr 3, 13-14).

Pidamos a Nuestra Señora que sepamos ofrecer con paz el dolor y la fatiga que cada día trae consigo, con el pensamiento puesto en Jesús, que nos acompaña en esta vida y que nos espera, glorioso al final del camino. Y cuando llegue aquella hora en que se cierren mis ojos humanos, abridme otros, Señor, otros más grandes para contemplar vuestra faz inmensa. ¡Sea la muerte un mayor nacimiento! (J. Margall, Canto espiritual), el comienzo de una vida sin fin.

 

LA ASUNCION DE LA VIRGEN SANTISIMA
15 de Agosto

La Asunción de la Virgen Santísima
De la constitución apostólica Munificentíssimus Deus
del Papa Pío XII

Con esta constitución apostólica, el Papa Pío XII proclamó el dogma de la Asunción el 1ro de Noviembre de 1950.

Tomado de la Liturgia de las Horas del 15 de Agosto.  (AAS 42 [19501, 760-762. 767-769)

Tu cuerpo es santo y sobremanera glorioso

    Los santos Padres y grandes doctores, en las homilías y disertaciones dirigidas al pueblo en la fiesta de la Asunción de la Madre de Dios, hablan de este hecho como de algo ya conocido y aceptado por los fieles y -lo explican con toda precisión, procurando, sobre todo, hacerles comprender que lo que se conmemora en esta festividad es, no sólo el hecho de que el cuerpo sin vida de la Virgen María no estuvo sujeto a la corrupción, sino también su triunfo sobre la muerte y su glorificación, a imitación de su hijo único, Jesucristo.

    Y, así, san Juan Damasceno, el más ilustre transmisor de esta tradición, comparando la asunción de la santa Madre de Dios con sus demás dotes y privilegios, afirma, con elocuencia vehemente:

 

    "Convenía que aquella que en el parto había conservado intacta su virginidad conservara su cuerpo también después de la muerte libre de la corruptibilidad. Convenía que aquella que había llevado al Creador como un niño en su seno tuviera después su mansión en el cielo. Convenía que la esposa que el Padre había desposado habitara en el tálamo celestial. Convenía que aquella que había visto a su hijo en la cruz y cuya alma había sido atravesada por la espada del dolor, del que se había visto libre en el momento del parto, lo contemplara sentado a la derecha del Padre. Convenía que la Madre de Dios poseyera lo mismo que su Hijo y que fuera venerada por toda criatura como Madre y esclava de Dios."

    Según el punto de vista de san Germán de Constantinopla, el cuerpo de la Virgen María, la Madre de Dios, se mantuvo incorrupto y fue llevado al cielo, porque así lo pedía no sólo el hecho de su maternidad divina, sino también la peculiar santidad de su cuerpo virginal:

    "Tú, según está escrito, te muestras con belleza; y tu cuerpo virginal es todo él santo, todo él casto, todo él morada de Dios, todo lo cual hace que esté exento de disolverse y convertirse en polvo, y que, sin perder su condición humana, sea transformado en cuerpo celestial e incorruptible, lleno de vida y sobremanera glorioso, incólume y participe de la vida perfecta."

    Otro antiquísimo escritor afirma:

    "La gloriosísima Madre de Cristo, nuestro Dios y salvador, dador de la vida y de la inmortalidad, por él es vivificada, con un cuerpo semejante al suyo en la incorruptibilidad, ya que él la hizo salir del sepulcro y la elevó hacia si mismo, del modo que él solo conoce."

    Todos estos argumentos y consideraciones de los santos Padres se apoyan, como en su último fundamento, en la sagrada Escritura; ella, en efecto, nos hace ver a la santa Madre de Dios unida estrechamente a su Hijo divino y solidaria siempre de su destino.

    Y, sobre todo, hay que tener en cuenta que, ya desde el siglo segundo, los santos Padres presentan a la Virgen María como la nueva Eva asociada al nuevo Adán, íntimamente unida a él, aunque de modo subordinado, en la lucha contra el enemigo infernal, lucha que, como se anuncia en el protoevangelio, había de desembocar en una victoria absoluta sobre el pecado y la muerte, dos realidades inseparables en los escritos del Apóstol de los gentiles. Por lo cual, así como la gloriosa resurrección de Cristo fue la parte esencial y el ú1timo trofeo de esta victoria, así también la participación que tuvo la santísima Virgen en esta lucha de su Hijo había de concluir con la glorificación de su cuerpo virginal, ya que, como dice el mismo Apóstol: Cuando esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra escrita: "La muerte ha sido absorbida en la victoria."

 

    Por todo ello, la augusta Madre de Dios, unida a Jesucristo de modo arcano, desde toda la eternidad, por un mismo y único decreto de predestinación, inmaculada en su concepción, asociada generosamente a la obra del divino Redentor, que obtuvo un pleno triunfo sobre el pecado y sus consecuencias, alcanzó finalmente, como suprema coronación de todos sus privilegios, el ser preservada inmune de la corrupción del sepulcro y, a imitación de su Hijo, vencida la muerte, ser llevada en cuerpo y alma a la gloria celestial, para resplandecer allí como reina a la derecha de su Hijo, el rey inmortal de los siglos.

-Versión electrónica del documento realizada por las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María. SCTJM.


LA ASUNCION DE MARIA
Audiencia General
del Santo Padre. 9 de julio, 1997.

La tradición de la Iglesia muestra que este misterio "forma parte del plan divino, y está enraizado en la singular participación de María en la misión de su Hijo".

"La misma tradición eclesial ve en la maternidad divina la razón fundamental de la Asunción. (...) Se puede afirmar, por tanto, que la maternidad divina, que hizo del cuerpo de María la residencia inmaculada del Señor, funda su destino glorioso".

Juan Pablo II destacó que "según algunos Padres de la Iglesia, otro argumento que fundamenta el privilegio de la Asunción se deduce de la participación de María en la obra de la Redención".

"El Concilio Vaticano II, recordando el misterio de la Asunción en la Constitución Dogmática sobre la Iglesia (Lumen Gentium), hace hincapié en el privilegio de la Inmaculada Concepción: precisamente porque ha sido 'preservada libre de toda mancha de pecado original', María no podía permanecer, como los otros hombres, en el estado de muerte hasta el fin del mundo. La ausencia de pecado original y la santidad, perfecta desde el primer momento de su existencia, exigían para la Madre de Dios la plena glorificación de su alma y de su cuerpo".

El Papa señaló que "en la Asunción de la Virgen podemos ver también la voluntad divina de promover a la mujer. De manera análoga con lo que había sucedido en el origen del género humano y de la historia de la salvación, en el proyecto de Dios el ideal escatológico debía revelarse no en un individuo, sino en una pareja. Por eso, en la gloria celeste, junto a Cristo resucitado hay una mujer resucitada, María: el nuevo Adán y la nueva Eva".

Para concluir, el Papa aseguró que "ante las profanaciones y el envilecimiento al que la sociedad moderna somete a menudo al cuerpo, especialmente al femenino, el misterio de la Asunción proclama el destino sobrenatural y la dignidad de todo cuerpo humano".

Adaptado de: Vatican Information Services VIS 970709 (350)

 


LA ASUNCIÓN DE MARÍA –DOGMA
-SCTJM-

Los dogmas marianos, hasta ahora, son cuatro: María, Madre de Dios; La Virginidad Perpetua de María, La Inmaculada Concepción y la Asunción de María.

El Papa Pío XII bajo la inspiración del Espíritu Santo, y después de consultar con todos los obispos de la Iglesia Católica, y de escuchar el sentir de los fieles, el primero de Nov. de 1950, definió solemnemente con su suprema autoridad apostólica, el dogma de la Asunción de María. Este fue promulgado en la Constitución "Munificentissimus Deus":

"Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo".

¿Cual es el fundamento para este dogma? El Papa Pío XII presentó varias razones fundamentales para la definición del dogma:

1-La inmunidad de María de todo pecado: La descomposición del cuerpo es consecuencia del pecado, y como María, careció de todo pecado, entonces Ella estaba libre de la ley universal de la corrupción, pudiendo entonces, entrar prontamente, en cuerpo y alma, en la gloria del cielo.

2-Su Maternidad Divina: Como el cuerpo de Cristo se había formado del cuerpo de María, era conveniente que el cuerpo de María participara de la suerte del cuerpo de Cristo. Ella concibió a Jesús, le dio a luz, le nutrió, le cuido, le estrecho contra su pecho. No podemos imaginar que Jesús permitiría que el cuerpo, que le dio vida, llegase a la corrupción.

3-Su Virginidad Perpetua: como su cuerpo fue preservado en integridad virginal, (toda para Jesús y siendo un tabernáculo viviente) era conveniente que después de la muerte no sufriera la corrupción.

4-Su participación en la obra redentora de Cristo: María, la Madre del Redentor, por su íntima participación en la obra redentora de su Hijo, después de consumado el curso de su vida sobre la tierra, recibió el fruto pleno de la redención, que es la glorificación del cuerpo y del alma.

La Asunción es la victoria de Dios confirmada en María y asegurada para nosotros. La Asunción es una señal y promesa de la gloria que nos espera cuando en el fin del mundo nuestros cuerpos resuciten y sean reunidos con nuestras almas.

Madre Adela Galindo SCTJM


En la Asunción, el cuerpo de María, cuerpo de mujer, es exaltado
La teóloga Cettina Militello explica implicaciones de esta verdad de fe
Zenit


El Papa recordó los 50 años de la proclamación del dogma de la Asunción el 1ro de Noviembre del 2000.  La teóloga Cettna Militello, en el Foro Internacional de Mariología en Roma acertó que se trata de una verdad de fe que tiene mucho que decir a nuestra cultura.

«El lazo de unión entre el dogma de la Asunción y el Jubileo no es casual --indica la profesora Militello, catedrática en las facultades teológicas «Marianum» y «Teresianum» de Roma y presidente de la Sociedad Italiana Para la Investigación Teológica--. Ya en el 1950, el año en el que Pío XII lo proclamó, era un año santo. La misma constitución apostólica "Munificentisimus Deus", que proclama esta verdad de fe, tiene un tono doxológico, es un himno de alabanza a Dios por las maravillas realizadas en María. Y la alabanza es una dimensión típicamente jubilar».


--¿Pero qué puede decir la Asunción all hombre de hoy? 


--En el contexto de transición culturaal en el que vivimos, con un hombre contemporáneo que cada vez más se enfrenta a la búsqueda de sentido, yo creo que el tema a subrayar es el de la corporeidad: este dogma dice que el cuerpo de María, cuerpo de mujer, es exaltado. Es un hecho que para nosotros es paradójico: justamente el cuerpo femenino, en nuestra cultura, ha sido durante mucho tiempo el emblema del desprecio. María, en cambio, exaltada en su Asunción, revoluciona esta idea: nuestra corporeidad, por muy enferma que esté, está llamada a la transfiguración en el diseño de Dios.

--María muestra, por tanto, lo que nos espera...

 

--Sí. Pero dice también algo sobre nuestra condición de hoy, sobre este cuerpo nuestro, lugar de la relación con el otro y con la creación. En el fondo de la Asunción está el misterio de la Encarnación que hay que tomarlo en serio: si Cristo se ha hecho carne, tampoco la dimensión corpórea es ya la de antes. El resucitado nos ha sumergido ya en la nueva realidad, nos lleva a interpretar el espacio y el tiempo en manera diversa. Lo que en María se ha cumplido ya en plenitud, también nosotros estamos llamados a experimentarlo en forma sacramental en la relación con nuestro cuerpo. 

--Pero, ¿qué tiene que decir el cuerpoo de María elevado a los cielos sobre nuestro destino último?


--Es para nosotros horizonte, meta, siigno de esperanza. María nos muestra la plenitud de la carne: la salvación no es una dimensión desencarnada. Las imágenes de las que se sirve la Escritura, los bienes que se nos han prometido, lo dicen claramente. No se trata de hacer una física de las realidades últimas: todo queda en el misterio. Pero imágenes como las del Apocalipsis (la esposa, el banquete...) nos hacen intuir en forma simbólica que la plenitud no será sólo espiritual. 


--¿Por qué se hace memoria de este doggma justo en la fiesta de Todos los Santos?


--Hay un nexo profundo entre María y lla comunión de los santos. Lo que contemplamos en la Asunción como un «privilegio» de la Madre de Dios, en la solemnidad de Todos los Santos se hace un hecho participado y común. Es un designio que implica a todos los redimidos: los del cielo y junto a ellos todos los que viven en gracia. La comunión de los santos, en efecto, no es sólo de los que nos han precedido: se relaciona, para usar la definición clásica, también con la Iglesia peregrinante, la que vive en el mundo. La Asunción, por tanto, es la primera, no la única. Y en la fiesta de Todos los Santos celebramos la coparticipación en todo lo que ella goza. Pío XII podía perfectamente promulgar este dogma el día de la Asunción. Al escoger como fecha el 1 de noviembre, en cambio, dio a esta verdad de fe una precisa impronta eclesiológica.
www.corazones.org

NOVENA A LA ASUNCIÓN DE MARIA SANTISIMA
Inicia el 6 de Agosto.

Por la señal, etc..

 ¡Dios mío, amorosísimo Padre mío! Por sola vuestra bondad infinita, creasteis en el principio del mundo el cielo y la tierra, haciéndolo todo de la nada, Vos, Señor, que con suma sabiduría lo gobernáis todo y con admirable providencia lo ordenáis del modo más conducente a vuestra honra y gloria: suplicaos, Señor, penetréis mi corazón con un rayo de devoción verdadera para hacer esta Novena en preparación a la fiesta... y que me enseñéis, como Sapientísimo Maestro, a pedir aquello que más me convenga para la salud espiritual de mi alma, disponiéndolo todo a mayor servicio vuestro, que así lo espero alcanzar de vuestra bondad y misericordia infinitas. Amén.

Tres Gloria....

¡ Oh excelsa y gloriosa Señora, ornamento del cielo, delicia de los ángeles, gloria de los santos y esperanza de los mortales! Rendidos os veneramos en vuestro trono, reconociendo que sois la gloria de Jerusalén, la alegría de Israel, y el honor del pueblo cristiano. Usad, oh clemente Reina, de vuestro poder en favor nuestro: representad a vuestro Hijo todas nuestras necesidades. Él ha puesto todos sus tesoros en vuestras manos, y no os puede desoír; se lo pedimos por vuestra Asunción al cielo.

Ave María y Gloria.

- Oh María, Reina del Cielo,
- Rogad por nosotros.

¡ Santísima Virgen, madre nuestra, bendita entre todas las mujeres! Vos sois la honra del género humano, la salud de nuestro pueblo; Vos gozáis de un mérito sin límites y de un gran poder sobre todas las criaturas; fuisteis pequeña a vuestros propios ojos, pero muy grande a los ojos de Dios, que os exaltó hasta escogeros para Madre suya y Señora del mundo. Haced, oh Madre nuestra, por el privilegio que merecisteis de entrar gloriosa con vuestro cuerpo en el cielo, que el mismo Jesucristo nos haga participes de la gloria eterna.

Ave Maria y Gloria.

- ¡Oh María, Reina del Cielo!
- Rogad por nosotros.

¡ Oh Inmaculada Señora, dispensadora de todas las gracias, esperanza de los que perecen! Ved a vuestros píes 'a los que os invocan con entera confianza. Por Vos recuperamos lo que Eva perdió, por VOS se puebla el cielo de bienaventurados, por Vos se reedifica la celestial Jerusalén. Haced, oh Virgen Santa, por el misterio de vuestra gloriosa Asunción, que me conservéis hasta el término de mi vida en el número de vuestros siervos, para que imitando vuestras virtudes, consiga morir santamente.

Ave María y Gloria.

Ahora levantando el corazón con humildad se le pide a Dios mediante los méritos de la asunción de la virgen María  la gracia que se desea alcanzar

- Rogad por nosotros, Santa Madre de Dios.
- Para que seamos dignos de alcanzar llas promesas de Jesucristo. Amén.

ORACIÓN

Os suplicamos, Señor, que perdonéis a vuestros siervos los pecados de que somos reos, para que, como no podemos agradaros por nuestras obras, seamos salvos por la intercesión de la Santa Madre de vuestro Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que con Vos vive y reina por todos los siglos de los siglos. Amén.

VIRTUDES CARDINALES
El documento transcrito a continuación  es una síntesis  de la catequesis del Papa Juan Pablo II, dictado en diversas audiencias generales, cada virtud indica la fecha de la enseñanza por el Santo Pontífice.

A)    La virtud de la prudencia  (25 de octubre de 1978)

El hombre prudente, que se afana por todo lo que es verdaderamente bueno, se esfuerza por medirlo todo, cualquier situación y todo su obrar, según el metro del bien moral. Prudente no es, por lo tanto-como frecuentemente se cree-, el que sabe arreglárselas en la vida y sacar de ella el mayor provecho; sino quien acierta a edificar la vida toda según la voz de la conciencia recta y según las exigencias de la moral justa.

De este modo la prudencia viene a ser la clave para la realización de la tarea fundamental que cada uno de nosotros ha recibido de Dios. Esta tarea es la perfección del hombre mismo. Dios ha dado a cada uno de nosotros su humanidad. Es necesario que nosotros respondamos a esta tarea programándola como se debe.

El cristiano prudente

 Pero el cristiano tiene el derecho y el deber de contemplar la virtud de la prudencia también con otra perspectiva. Esta virtud es como imagen y semejanza de la providencia de Dios mismo en las dimensiones del hombre concreto.  Por consiguiente, el hombre, que es imagen de Dios, debe ser -como otra vez nos enseña Santo Tomás--, en cierto modo, la providencia. Pero en la medida de su propia vida. El hombre puede tomar parte en este gran caminar de todas las criaturas hacia el objetivo, que es el bien de la creación. Y expresándonos aún más con el lenguaje de la fe, el hombre debe tomar parte en este designio divino de la salvación; debe caminar hacia la salvación, y ayudar a los otros a que se salven. Ayudando a los demás se salva a sí mismo.

Examen de conciencia

Ruego que quien me escucha piense ahora bajo esta luz en su propia vida. ¿Soy prudente? ¿Vivo consecuente y responsablemente ? El programa que estoy cumpliendo, ¿sirve para el bien auténtico? ¿Sirve para la salvación que quieren para nosotros Cristo y la Iglesia? Si hoy me escucha un estudiante o una estudiante, un hijo o una hija, que contemplen a esta luz los propios deberes de estudio, las lecturas, los intereses, las diversiones, el ambiente de los amigos y de las amigas. Si me oye un padre o una madre de familia, piensen un momento en sus deberes conyugales y de padres. Si me escucha un ministro o un estadista, mire el conjunto de sus deberes y de sus responsabilidades. ¿Busca el verdadero bien de la sociedad, de la nación, de la humanidad? ¿O sólo intereses particulares y parciales? Si me escucha un periodista, un publicista, un hombre que ejerce influencia en la opinión pública, que reflexione sobre el valor y la finalidad de esta influencia.

B) La virtud de la justicia (8 de noviembre de 1978)

La lección evangélica del sermón de la montaña

Todos somos conscientes en cierta manera de que no es posible llenar la medida total de la justicia en la transitoriedad de este mundo. Las palabras oídas tantas veces: "no hay justicia en este mundo", quizá sean fruto de un simplicismo demasiado fácil. Si bien hay en ellas también un principio de verdad profunda. En cierto modo, la justicia es más grande que el hombre, más grande que las dimensiones de su vida terrena más grande que las posibilidades de establecer en esta vida relaciones plenamente justas entre los hombres, los ambientes, la sociedad y los grupos sociales, las naciones, etc. Todo hombre vive y muere con cierta sensación de insaciabilidad de justicia, porque el mundo no es capaz de satisfacer hasta el fondo a un ser creado a imagen de Dios, ni en lo profundo de la persona ni en los distintos aspectos de la vida humana. Y así, a través de esta hambre de justicia, el hombre se abre a Dios, que "es la justicia misma". Jesús, en el sermón de la montaña, lo ha dicho de modo claro y conciso con estas palabras: "Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán hartos" (Mt 5,6).

Los derechos del hombre

La justicia es principio fundamental de la existencia y coexistencia de los hombres, como asimismo de las comunidades humanas, de las sociedades y los pueblos. Además, la justicia es principio de la existencia de la Iglesia en cuanto Pueblo de Dios, y principio de coexistencia de la Iglesia y las varias estructuras social es, en particular el Estado y también las Organizaciones Internacionales. En este terreno extenso y diferenciado, el hombre y la humanidad buscan continuamente justicia: es éste un proceso perenne y una tarea de importancia suma

El mandamiento cristiano del amor

Cristo nos ha dado el mandamiento del amor al prójimo. En este mandamiento está comprendido todo cuanto se refiere a la justicia. No puede existir amor sin justicia. El amor "rebasa" la justicia, pero al mismo tiempo encuentra su verificación en la justicia. Hasta el padre y la madre, al amar a su hijo, deben ser justos con él. Si se tambalea la justicia, también el amor corre peligro.

Ser justo significa dar a cada uno cuanto le es debido. Esto se refiere a los bienes temporales de naturaleza materia. El ejemplo mejor puede ser aquí la retribución del trabajo o el llamado derecho al fruto del propio trabajo y de la tierra propia. Pero al hombre se le debe también la reputación, el respeto, la consideración, la fama que se ha merecido. Cuanto más conocemos al hombre, tanto más se nos revela su personalidad, su carácter, su inteligencia y su corazón. Y tanto más caemos en la cuenta -¡y debemos caer en la cuenta!-del criterio con que debemos "medirlo" y qué significa ser justos con él.

Por todo ello es necesario estar profundizando continuamente en el conocimiento de la justicia No es ésta una ciencia teórica. Es virtud, es capacidad del espíritu humano, de la voluntad humana e, incluso, del corazón. Además, es necesario orar para ser justos y saber ser justos.

No podemos olvidar las palabras de nuestro Señor: "Con la medida con que midiereis se os medirá" (Mt 7,2).

Hombre justo, hombre que "mide justamente". ¡Ojalá lo seamos todos nosotros! ¡Que todos tendamos constantemente a serlo! A todos, mi bendición.

C) La virtud de la fortaleza (15 de noviembre de 1978)

Hombres y mujeres fuertes

¿A quién tenemos nosotros por hombre fuerte, hombre valiente? De ordinario esta palabra evoca al soldado que defiende la patria exponiendo al peligro su incolumidad y hasta la vida en tiempo de guerra. Pero, a la vez, nos damos cuenta de que también en tiempo de paz necesitamos fortaleza. Y por ello sentimos estima grande de las personas que se distinguen por lo que se llama "coraje cívico". Un testimonio de fortaleza nos lo ofrece quien expone la propia vida por salvar a alguno que está a punto de ahogarse, o también el hombre que presta ayuda en las calamidades naturales: incendios, inundaciones, etc. Pero pensamos con admiración asimismo en los hombres que escalan las cimas del Everest o en los astronautas, por ejemplo en los que pusieron el pie en la luna por vez primera.

Como se deduce de todo esto, las manifestaciones de la virtud de la fortaleza son abundantes. Permitidme que atraiga vuestra atención hacia ejemplos poco conocidos en general, pero que atestiguan en sí mismos una virtud grande, a veces incluso heroica. Pienso, por ejemplo, en una mujer, madre de familia ya numerosa, a la que muchos "aconsejan" que elimine la vida nueva concebida en su seno y se someta a una "operación" para interrumpir la maternidad; y ella responde con firmeza: "¡no!". Ciertamente que cae en la cuenta de toda la dificultad que este "no" comporta: dificultad para ella, para su marido, para toda la familia; y, sin embargo, responde: "no". La nueva vida humana concebida en ella es un valor demasiado grande, demasiado "sacro", para que pueda ceder ante semejantes presiones.

Otro ejemplo: Un hombre al que se promete la libertad y hasta una buena carrera a condición de que reniegue de sus principios o apruebe algo contra su honradez hacia los demás. Y también éste contesta "no", incluso a pesar de las amenazas de una parte y los halagos de otra ¡He aquí un hombre valiente !

Superar la debilidad humana y el miedo

Deseo rendir homenaje a todos estos valientes desconocidos. ¡A todos los que tienen el valor de decir "no" o "sí" cuando ello resulta costoso! A los hombres que dan un testimonio singular de dignidad humana y humanidad profunda.  Justamente por el hecho de que son desconocidos merecen un homenaje y reconocimiento especial.

Según la doctrina de Santo Tomás, la virtud de la fortaleza se encuentra en el hombre:

- que está dispuesto a aggredi perirula, a afrontar los peligros;

- que está dispuesto a sustinere mala, o sea, a soportar las adversidades por una causa justa, por la verdad, por la justicia, etcétera.

La virtud de la fortaleza requiere siempre una cierta superación de la debilidad humana y, sobre todo, del miedo. Porque el hombre, por naturaleza, teme espontáneamente el peligro, los disgustos y sufrimientos. Por eso hay que buscar hombres valientes no sólo en los campos de batalla, sino también en las salas de los hospitales o en el lecho del dolor. Hombres tales podían encontrarse a menudo en los campos de concentración y en los lugares de deportación. Eran auténticos héroes.

El miedo quita a veces el coraje cívico a los hombres que viven en un clima de amenaza, opresión o persecución. Así, pues, tienen valentía especial los hombres que son capaces de traspasar la llamada barrera del miedo, a fin de dar testimonio de la verdad y la justicia Para llegar a tal fortaleza, el hombre debe "superar" en cierta manera los propios límites y "superarse" a sí mismo, corriendo el "riesgo" de encontrarse en situación ignota, el riesgo de ser mal visto, el riesgo de exponerse a consecuencias desagradables, injurias, degradaciones, pérdidas materiales y tal vez hasta la prisión o las persecuciones. Para alcanzar tal fortaleza, el hombre debe estar sostenido por un gran amor a la verdad y al bien a que se entrega. La virtud de la fortaleza camina al mismo paso que la capacidad de sacrificarse. Esta virtud tenía ya perfil bien definido entre los antiguos. Con Cristo ha adquirido un perfil evangélico, cristiano. El Evangelio va dirigido a los hombres débiles, pobres, mansos y humildes, operadores de paz, misericordiosos: y al mismo tiempo contiene en sí un llamamiento constante a la fortaleza. Con frecuencia repite: "No tengáis miedo" (Mt 14,27). Enseña al hombre que es necesario saber "dar la vida" (Jn 15,13) por una causa justa, por la verdad, por la justicia.

Pidamos este don del Espíritu Santo que se llama "don de fortaleza". Cuando al hombre le faltan las fuerzas para "superarse" a sí mismo, con miras a valores superiores como la verdad, la justicia, la vocación, la fidelidad conyugal, es necesario que este "don de lo alto" haga de cada uno de nosotros un hombre fuerte y que en el momento oportuno nos diga "en lo íntimo": ¡Animo!

D) La virtud de la templanza  (22 de noviembre de 1978)

Ser moderados o sobrios

No se puede ser hombre verdaderamente prudente, ni auténticamente justo, ni realmente fuerte, si no se posee asimismo la virtud de la templanza. Se puede decir que esta virtud condiciona indirectamente a todas las otras virtudes; pero se debe decir también que todas las otras virtudes son indispensables para que el hombre pueda ser "moderado" (o "sobrio").

El dominio de sí mismo

El mismo término «templanza» parece referirse en cierto modo a lo que está "fuera del hombre". En efecto, decimos que es moderado el que no abusa de la comida, de la bebida o de los placeres; el que no toma bebidas alcohólicas inmoderadamente, no enajena la propia conciencia por el uso de estupefacientes, etc. Pero esta referencia a elementos externos al hombre tiene la base dentro del hombre. Es como si en cada uno de nosotros existiera un "yo superior" y un "yo inferior". En nuestro "yo inferior" viene expresado nuestro "cuerpo" y todo lo que le pertenece: necesidades, deseos y pasiones, sobre todo las de naturaleza sensual. La virtud de la templanza garantiza a cada hombre el dominio del "yo superior" sobre el "yo inferior". ¿Supone acaso dicha virtud humillación de nuestro cuerpo? ¿O quizá va en menoscabo del mismo? Al contrario, este dominio da mayor valor al cuerpo. La virtud de la templanza hace que el cuerpo y nuestros sentidos encuentren el puesto exacto que les corresponde en nuestro ser humano.

El hombre moderado es el que es dueño de sí. Aquel en el que las pasiones no predominan sobre la razón, la voluntad e incluso el "corazón". ¡El hombre que sabe dominarse a sí mismo! Si esto es así, nos damos cuenta fácilmente del valor tan fundamental y radical que tiene la virtud de la templanza. Esta resulta nada menos que indispensable para que el hombre "sea" plenamente hombre. Basta ver a alguien que ha llegado a ser "víctima" de las pasiones que lo arrastran, renunciando por sí mismo al uso de la razón (como, por ejemplo, un alcoholizado, un drogado), y comprobamos claramente que "ser hombre" quiere decir respetar la propia dignidad y, por ello y además de otras cosas, dejarse guiar por la virtud de la templanza.

El ejemplo de Jesús

A esta virtud se la llama también «sobriedad». ¡Es verdaderamente acertado que sea así! Pues, en efecto, para poder dominar las propias pasiones: la concupiscencia de la carne, las explosiones de la sensualidad (por ejemplo, en las relaciones con el otro sexo), etc., no debemos ir más allá del límite justo en relación con nosotros mismos y nuestro "yo inferior". Si no respetamos este justo límite, no seremos capaces de dominarnos. Esto no quiere decir que el hombre virtuoso, sobrio, no pueda ser "espontáneo", ni pueda gozar, ni pueda llorar, ni pueda expresar los propios sentimientos; es decir, no significa que deba hacerse insensible, "indiferente", como si fuera de hielo o de piedra. ¡No! ¡De ninguna manera! Es suficiente mirar a Jesús para convencerse de ello. Jamás se ha identificado la moral cristiana con la estoica Al contrario, considerando toda la riqueza de afectos y emotividad de que todos los hombres están dotados -si bien de modo distinto: de un modo el hombre y de otro la mujer, a causa de la propia sensibilidad-, hay que reconocer que el hombre no puede alcanzar esta espontaneidad madura si no es a través de un dominio sobre sí mismo y una "vigilancia" particular sobre todo su comportamiento. En esto consiste, por tanto, la virtud de la "templanza", de la "sobriedad".

La belleza "interior" del hombre y de la mujer

Pienso también que esta virtud exige de cada uno de nosotros una humildad específica en relación con los dones que Dios ha puesto en nuestra naturaleza humana. Yo diría la "humildad del cuerpo" y la "del corazón". Esta humildad es condición imprescindible para la "armonía" interior del hombre: para la belleza "interior" del hombre. Reflexionemos bien sobre ello todos, y en particular los jóvenes y, más aún, las jóvenes en la edad en que hay tanto afán de ser hermosos o hermosas para agradar a los otros. Recordemos que el hombre debe ser hermoso sobre todo interiormente. Sin esta belleza todos los esfuerzos encaminados sólo al cuerpo no harán -ni de él, ni de ella- una persona verdaderamente hermosa.

Por otra parte, ¿no es precisamente el cuerpo el que padece perjuicios sensibles y, con frecuencia, graves para la salud, si al hombre le falta la virtud de la templanza, de la sobriedad? A este propósito podrían decir mucho las estadísticas y las fichas clínicas de todos los hospitales del mundo. También tienen gran experiencia de ello los médicos que trabajan en consultorios a los que acuden esposos, novios y jóvenes. Es verdad que no podemos juzgar la virtud basándonos exclusivamente en criterios de la salud psico-física; pero, sin embargo, hay pruebas abundantes de que la falta de la virtud, de la templanza, de la sobriedad, perjudican a la salud.

 : : D I A   A   D I A   C O N   M A R I A   R E I N A   D E   L A   P A Z : : .

 

 

Agosto

 

Oren lo más posible, ayunen estrictamente los miércoles y viernes, y recen cada día cuando menos el Rosario completo:  los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos.

 

1 Agosto: Viernes, 17 Tiempo Ordinario.1ra. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Blanco.

Lv 23, 1. 4-11. 15-16. 27. 34b-37 ¨sal 80, 3-11 · Mt 13, 54-58

S. Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor

(Acogida para todos en la comunidad).

 

 

            Queridos hijos, les quiero decir que Yo he escogido esta parroquía y que la guardo en mis manos, como una pequeña flor que no desea morir.  Los invito a abandonarse a Mí para que Yo pueda ofrecerlos a Dios limpios y sin pecado.  Satanás se ha apoderado de una parte de mi plan y quiere hacerlo suyo. Oren para que no suceda, ya que Yo los quiero para Mí para poder ofrecerlos a Dios.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (1/8/85)

 

2 Agosto: Sabado, 17 Tiempo Ordinario.1ra. Semana del salterio. Ciclo B.

 Ornamentos Verde.

Lv 25, 1.8-17 ¨sal 66, 2-8 · Mt 14, 1-12

Que todos los pueblos te alaben, Señor.

 

 

            Queridos hijos,   hoy estoy contenta y les agradezco sus oraciones.  En los próximos días oren aún más por la conversión de los pecadores. Gracias por haber respondido a mi llamado.  (2/8/84)

 

 

3 Agosto: Domingo, 18 Tiempo Ordinario. 2da. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Ex 16, 2-4. 12-15 ¨sal 77, 3-54 · Ef 4, 17. 20-24 · Jn 6, 24-25

¿Cómo ocuparnos en los trabajos que Dios quiere?

 

 

            Queridos hijos, también hoy los llamo a todos a que se decidan a vivir los mensajes.  Dios me ha concecido,  también en este año que la Iglesia me ha consagrado, poder hablarles e invitarlos a la santidad.  Queridos hijos, pidan a Dios las gracias que El les concede a través mío.  Yo estoy dispuesta a interceder ante Dios por todo aquello que ustedes buscan, porque Dios me ha permitido obtener esas gracias para ustedes.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/87)

 

4 Agosto: Lunes, 18 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B.

 Ornamentos Blanco.

Nm 11, 4b-15 ¨sal 80, 12-17 · Mt 14, 13-21

Dadles vosotros de comer, dice el Señor.

S. Juan María Vianney, prebítero

 (Tuvo que soportar graves injurias y calumnias).

 

           

Queridos hijos, hoy los invito a todos a regocijarse continuamente por la vida que Dios les concede.  Mis queridos hijos, regocíjense en Dios el Creador, porque El los ha creado de manera tan maravillosa.  Oren para que sus vidas estén llenas de una gozosa acción de gracias que brote desde su corazón, como un río de alegría.  Mis queridos hijos, den incesantemente gracias a Dios por todo lo que poseen, por cada pequeño don que Dios les ha concedido.  De esa forma, la bendición gozosa de Dios descenderá siempre sobre sus vidas.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/88)

 

5 Agosto: Martes, 18 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Verde.

Nm 12, 1-13 ¨sal 50, 3-13 · Mt 14, 22-36

¡Realmente eres Hijo de Dios!

Dedicación de la basílica romana de Sta. María la Mayor.

Ap 21, 1-5a ¨ Jdt 13, 18-19 · Lc 11, 27-28.

 

            Queridos hijos, los invito a la oración.  Por medio de la oración, queridos hijos, ustedes obtienen gozo y paz.  Por medio de la oración, ustedes son más ricos en la misericordia de Dios.  Por eso, queridos hijos, que la oración sea la vida para cada uno de ustedes.  Especialmente los invito a orar de tal forma que todos aquellos que están lejos de Dios puedan convertirse.  Entonces, todos los corazones serán más ricos porque Dios reinará en el corazón de todos los hombres.  Por eso, queridos hijos, oren, oren, oren!  Que la oración comience a reinar en el mundo entero.  Gracias por haber respondido a mi llamado!  (25/8/89)

 

 

6 Agosto: Miercoles, 18 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

LA TRANSFIGURACION DEL SEÑOR

Inicio Novena de la Asunción

Dn 7, 9-10. 13-14 ¨sal 96, 1-9 · 2 Pe 1, 16-19 · Mc 9, 2-10

Todos los pueblos contemplan tu gloria, Señor.

 

            Queridos hijos, hoy los invito a tomar con seriedad los mensajes que Yo les doy y a realizarlos en sus vidas.  Saben, mis queridos hijos, que Yo estoy con ustedes y que Yo quiero conducir a todos por ese mismo camino al Cielo, que es hermoso para aquellos que lo descubren en la oración.  Por eso, mis queridos hijos, no olviden que ustedes deben hacer realidad en sus vidas estos mensajes que Yo les doy para que entonces puedan decir:  Yo he aceptado los mensajes y trato de vivirlos.  Queridos hijos, con mis oraciones maternales al Padre Celestial, Yo los protejo.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/90)

 

 

7 Agosto: Jueves, 18 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Verde.

Nm 20, 1-13 ¨sal 94, 1-9 · Mt 16, 13-23 Novena de la Asunción

No endurezcáis el corazón.

 

            Queridos hijos, ustedes saben que Yo les he prometido un oasis de paz.  Pero no saben que junto al oasis está el desierto, donde acecha Satanás y trata de tentar a cada uno de ustedes.  Queridos hijos, sólo con la oración ustedes serán capaces de vencer toda influencia de Satanás en el lugar donde viven.  Yo estoy con ustedes, pero no puedo privarlos de su libre voluntad.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (7/8/86)

 

8 Agosto: Viernes, 18 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Blanco.

Dt 4, 32-40 ¨sal 76, 12-21 · Mt 16, 24-28 Novena de la Asunción

Reconoce hoy y medita en tu corazón que el Señor es el único Dios.

Sto. Domingo de Guzmán, prebítero

 (Vivía siempre en la presencia de Dios).

 

 

            Queridos hijos, hoy los invito a librar el combate contra Satanás por medio de la oración, particularmente en estos días (Novena de la Asunción). Satanás quiere actuar más intensamente ahora que ustedes conocen su actividad.  Queridos hijos, revístanse de la armadura contra Satanás y vénzanlo con el Rosario en la mano.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (8/8/85)

 

9 Agosto: Sabado, 18 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Rojo.

Sir 51, 1-12 ¨sal 130 · Mt 10, 28-33  Novena de la Asunción

No tengas miedo a los que matan el cuerpo.

Sta. Teresa Benedicta de la Cruz, vírgen y mártir (Pasión por la búsqueda de la verdad)

 

 

            Queridos hijos, también hoy los invito a la oración.  Ahora, como nunca antes, mi plan ha comenzado a realizarse.  Satanás es fuerte y quierre arrasar con mis planes de gozo y  paz y que ustedes piensen que mi Hijo no es firme en Sus decisiones.  Por eso, Yo los invito a todos ustedes, queridos hijos, a orar y  ayunar con una firmeza aún mayor.  Yo los invito a una renunciación por nueve días, a fin de que, con la ayuda de ustedes, todo lo que Yo quería  se realizara por medio de los secretos que comenzaron en Fátima,  pueda cumplirse.  Yo los invito, queridos hijos, a comprender la importancia de mi venida y la seriedad de la situación.  Yo quiero salvar a todas las almas y presentarlas a Dios. Por eso, oremos para que todo lo que Yo he comenzado se realice cabalmente.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/91)

 

           

10 Agosto: Domingo, 19 Tiempo Ordinario.3ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

1 R 19, 4-8 ¨sal 33, 2-9 · Ef 4, 30-5, 2  · Jn 6, 41-51. Novena de la Asunción

Sin el alimento de Cristo sería imposible caminar en el amor.

 

            Queridos hijos, hoy quiero decirles que los amo.  Yo los amo con mi amor maternal y los exhorto a abrise completamente a Mí, a fin de que a través de cada uno de ustedes Yo pueda disponer de los medios para convertir y salvar al mundo donde hay tanto pecado y tantas cosas malas. Por eso, mis queridos hijitos, ábranse completamente a Mí para que Yo pueda llevarlos más y más hacia el amor maravilloso de Dios, el Creador, Quien se revela a ustedes día a día.  Yo estoy a su lado y les muestro a Dios que los ama.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/92)

 

 

11 Agosto: Lunes, 19 Tiempo Ordinario.3ra. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Blanco.

Dt 10, 12-22 ¨sal 147, 12-20 · Mt 17, 22-27 Novena de la Asunción

Para tu bien.

Sta. Clara, virgen

(Tierna caridad y afecto para con sus hermanas)

           

            Queridos hijos,  oren, porque Satanás insiste en hacer fracasar mis planes.  Oren con el corazón y en la oración, entréguense a Jesús. (11/8/84)

 

12 Agosto: Martes, 19 Tiempo Ordinario.3ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Dt 31, 1-8 ¨sal 32, 3-12 · Mt 18, 1-5. 10. 12-14 Novena de la Asunción

El Señor estará contigo, no temas.

 

           

Queridos hijos, quiero que ustedes entiendan que Yo soy su Madre, que Yo quiero ayudarlos y llamarlos a la oración. Sólo por medio de la oración ustedes pueden entender y aceptar mis mensajes y ponerlos en práctica en sus vidas.  Lean la Sagrada Escritura, vívanla y oren para enteder los signos de los tiempos.  Estos son tiempos especiales.  Por eso, Yo estoy con ustedes para atraerlos a mi Corazón y al Corazón de mi Hijo Jesús.  Queridos hijitos, Yo quiero que ustedes sean hijos de la luz y no de la oscuridad.  Por tanto, vivan lo que Yo les estoy diciendo.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/93)

 

13 Agosto: Miércoles, 19 Tiempo Ordinario.3ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Dt 34, 1-12 ¨sal 65,1-17 · Mt 18, 15-20 Novena de la Asunción

El bien de la corrección fraterna.

 

            Queridos hijos, los invito a hacer que su oración sea un encuentro gozoso con el Señor.  Yo no podré guiarlos, mientras ustedes mismos no sientan gozo en la oración.  Yo quisiera guiarlos día a día cada vez más a la oración, pero no deseo obligarlos.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (14/8/86)

 

14 Agosto: Jueves, 19 Tiempo Ordinario.3ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Rojo.

Jos 3, 7-10ª. 11. 13-17 ¨sal 113ª, 1-6

 · Mt 18, 21-191 Novena de la Asunción

El bien del perdón sin medida.

S. Maximiliano M. Kolbe, prebítero y mártir

 (Misionero del Amor en el corazón del odio).

Misa vespertina de la vigilia de la Asunción de la Virgen María:

1Cro 15, 3-4. 15-16; 16, 1-2 ¨Sal 131, 6-14 · 1Co 15, 54-57 · Lc 11, 27-28

 

            Pido a las personas que oren Conmigo estos días y que oren lo más posible.  Ayunen estrictamente miércoles y viernes. Recen cada día cuando menos el Rosario completo:  los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos. (14/8/84)

 

15 Agosto: Viernes, 19 Tiempo Ordinario.

3ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

LA ASUNCION DE LA VIRGEN MARIA

Ap 11, 19a; 12, 1. 3-6ª. 10ab ¨sal 44, 11-16 · 1Co 15, 20-27ª · Lc 1, 39-56

Con Cristo triunfas para siempre.

 

            Queridos hijos, hoy los bendigo y quiero decirles que Yo los amo y los invito a vivir mis mensajes.  Hoy los bendigo a todos con la bendición solemne que el Altísimo me ha concedido.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (15/8/85)

 

 

16 Agosto: Sábado, 19 Tiempo Ordinario.3ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Jos 24, 14-29 ¨sal 15, 1-11 · Mt 19, 13-15

Elegid hoy a quién queréis servir.

 

            Queridos hijos, los invito, especialmente a ustedes, los de la parroquía, a vivir mis mensajes y a transmitirlos a los demás, a quienquiera que encuentren.  Gracias por haber respondido a mi llamado. (16/8/84)

 

17 Agosto: Domingo, 20 Tiempo Ordinario.4ta.

Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Pr 9, 1-6 ¨sal 33, 2-15 · Ef 5, 15-20 · Jn 6, 51-58

El banquete a que nos invita Cristo es escándalo para los sensatos.

 

            Queridos hijos, hoy estoy unida a ustedes en la oración de un modo especial, orando por el don de la presencia de mi Hijo amado en su país.  Oren, hijitos por la salud de mi hijo más querido, que sufre y a quien yo he escogido para estos tiempos. Yo oro e intercedo ante mi Hijo Jesús, para que se realice el sueño que tuvieron sus padres.  Oren, hijitos, de manera especial porque Satanás es fuerte y desea destruir la esperanza de sus corazones.  Gracias por haber respondido a mi llamado. (25/8/94)  (Nuestra Señora al decir:  mi hijo más amado... se refiere al Santo Padre Juan Pablo II).

 

18 Agosto: Lunes, 20 Tiempo Ordinario.4ta. Semana del salterio. Ciclo B.

Ornamentos Verde.

Jc 2, 11-19 ¨sal 105, 34-44 · Mt 19, 16-22

Así tendrás un tesoro en el cielo.

 

            Queridos hijos, hoy los invito a la oración, que la oración sea la vida para ustedes.  Una familia no puede decir que están en paz si no ora.  Por eso, que su mañana comience con una oración matutina y la tarde termine con una acción de gracias.  Hijitos, Yo estoy con ustedes y los amo y los bendigo, y deseo que cada uno esté en mis brazos.  Ustedes no podrán estar en mis brazos si no están dispuestos a orar cada día.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/95)

 

 

19 Agosto: Martes, 20 Tiempo Ordinario.4ta. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Jc 6, 11-24a ¨sal 84, 9-14 · Mt 19, 23-30

Recibiréis cien veces más.

 

            Queridos hijos, escuchen, porque quieros hablarles e invitarles a que tengan más fe y confianza en Dios, quien los ama enormemente.  Hijitos, ustedes no saben vivir en la gracia de Dios, por eso los llamo a todos de nuevo para que lleven la Palabra de Dios en su corazón y en sus pensamientos. Hijitos, pongan la Sagrada Escritura en un lugar visible en su familia, y léanla y vívanla.  Enseñen a sus hijos, porque si Ustedes no les dan buen ejemplo, los hijos se dejan llevar al estado de perdición.  Mediten y oren, y luego Dios nacerán en su corazón y su corazón estará alegre.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/96)

 

20 Agosto: Miercoles, 20 Tiempo Ordinario.4ta. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

Jc 9, 6-15 ¨sal 20, 2-7 · Mt 20, 1-16a

La libertad de Dios: ser bueno.

S. Bernardo, abad y doctor (Proclama la exaltación de una mística nupcial).

 

            Queridos hijos,  Dios me da este tiempo como un don para ustedes, para poder enseñarles y guiarlos por el camino de la salvación. Ahora, hijitos, no comprenden esta gracia, pero llegará pronto el tiempo cuando añorarán estos mensajes.  Por tanto, hijitos, vivan todas las palabras que les he estado dando durante este tiempo de gracia y renueven la oración, hasta que la oración se convierta en gozo.  Invito especialmente a aquellos que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado para que lleguen a ser ejemplo para los demás.  Invito a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas a rezar el rosario y a enseñar a rezarlo a los demás.  El rosario es para mí, hijitos, algo especialmente querido.  Mediante el rosario abran su corazón y así los puedo ayudar.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/97)

 

21 Agosto: Jueves, 20 Tiempo Ordinario.4ta. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

Jc 11, 29-39a ¨sal 39, 5-10 · Mt 22, 1-14

La sala del banquete se llenó de comensales.

S. Pio X, Papa (Su Secretario de Estado fue el español Rafael Merry del Val).

 

Queridos hijos, les agradezco el amor que ustedes me demuestran.  Ustedes saben, queridos hijos,  que Yo los amo inmensamente y que cada día oro al Señor para que El los ayude a entender el amor que Yo les doy.  Por tanto, queridos hijos, oren, oren, oren!  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (21/8/86)

 

 

22 Agosto: Viernes, 20 Tiempo Ordinario.4ta. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

Rt 1, 1. 3-6. 14b-16. 22 ¨sal 145, 5 – 10

 · Mt 22, 34-40

Madre, concédenos participar de tu gloria en el cielo.

Santa María Vírgen Reina

 

            Queridos hijos, también hoy los invito a que en los colores de la naturaleza glorifiquen a Dios Creador.  El les habla incluso a través de la flor más pequeña acerca de su hermosura y de la profundidad del amor con el cual los creó.  Hijitos, que su oración brote del corazón como agua fresca de manantial, que los campos de trigo les hablen sobre la misericordia de Dios hacia cada creatura.  Por lo tanto, renueven la oración de agradecimiento por todo lo que les da.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/08/99)     

 

 

23 Agosto: Sábado, 20 Tiempo Ordinario.4ta. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

Rt 2, 1-3. 8-11; 4, 13-17 ¨sal 127, 1-5 · Mt 23, 1-12

El primero entre vosotros sea vuestro servidor.

Sta. Rosa de Lima, virgen

(Deseaba imitar a Sta. Catalina de Siena).

 

Oren, oren, oren.  (23/8/84)

 

 

24 Agosto: Domingo, 21 Tiempo Ordinario.1ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Jos 24, 1-2ª. 15-17. 18b ¨sal 33, 2-23 · Ef 5, 21-32 · Jn 6, 60-69

Gustad y ved qué bueno es el Señor.

 

           

Queridos hijos, hoy quiero advertiles que Dios les enviará pruebas que ustedes podrán superar con la oración.  Dios los prueba a través de sus ocupaciones cotidianas; por tanto, oren para poder superar cada prueba con una paz absoluta.  A través de cada prueba salgan más abiertos a Dios y acérquense a El con amor.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (24/8/85)

 

 

25 Agosto: Lunes, 21 Tiempo Ordinario. 1ra.. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

1 Ts 1, 1-5. 8b-10 ¨sal 149, 1-9 · Mt 23, 13-22

No hubo sólo palabras sino además la fuerza del Espíritu Santo.

 

           

Queridos hijos, Deseo compartir con ustedes mi gozo. En mi Corazón Inmaculado siento que son muchos los que se me han acercado y que llevan de una manera especial en sus corazones la victoria de mi Corazón Inmaculado, al orar y convertirse. Deseo agradecerles y alentarlos, para que con el amor y la fuerza del Espíritu Santo trabajen aún más para Dios y Su Reino.  Yo estoy con ustedes y los bendigo con mi bendición maternal.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/08/00)

 

 26 Agosto: Martes, 21 Tiempo Ordinario. 1ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

1 Ts 2, 1-8 ¨sal 138, 1-6 · Mt 23, 23-26

Cuando filtramos un mosquito y nos tragamos un camello

 

            Queridos hijos, hoy los invito a todos a decidirse por la santidad.  Que para ustedes, hijitos, la santidad este siempre en primer lugar en sus pensamientos, en toda situación, en su trabajo  y en sus palabras.  Así, ustedes también la pondrán en práctica poco a poco; paso a paso la oración y la decisión pro la santidad entrarán en su familia.  Sean verdaderos con ustedes mismos y no se aten a las cosas  materiales, sino a Dios.  Y no olviden, hijitos, que su vida es pasajera como una flor. Gracias por haber respondido a mi llamado.  (25/8/01)

 

27 Agosto: Miercoles, 21 Tiempo Ordinario. 1ra.  Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

1 Ts 2, 9-13 ¨sal 138, 7-12 · Mt 23, 27-32

La Palabra de Dios permanece operante en vosotros los creyentes.

Sta. Mónica (Su hijo compartía con ella los pensamientos más elevados).

 

           

Es necesario invitar a la gente a la Confesión cada mes, en particular el Primer Sábado.  La Confesión será un remedio para la Iglesia de Occidente.  Transmitan este mensaje a Occidente.  (6/8/82)

 

 

28 Agosto: Jueves, 21 Tiempo Ordinario. 1ra.. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Blanco.

1 Ts 3, 7-13 ¨sal 89, 3-17 · Mt 24, 42-51

A la hora que menos penséis.

S. Agustín, obispo y doctor (Sus confesiones son pura alabanza de Dios

 

           

Queridos hijos, los invito a ser modelo para los demás en todo, especialmente en la oración y el testimonio.  Queridos hijos, Yo no puedo ayudar al mundo sin ustedes.  Deseo que ustedes colaboren Conmigo en todo, también en las cosas más pequeñas.  Por eso, queridos hijos, oren de tal manera que su oración sea un oración del corazón y abandónense totalmente a Mí.  Así podré instruirlos y guiarlos en el camino que he comenzado con ustedes.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (28/8/86)

 

 

29 Agosto: Viernes, 21 Tiempo Ordinario. 1ra.  Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Rojo.

Jr 1, 17-19 ¨sal 70, 1-17 · Mc 6, 17-29

El tiene que crecer y yo tengo que menguar.

El martirio de S. Juan Bautista (Precursor de la muerte de Cristo)

 

 

            Queridos hijos, los invito a la oración, especialmente en estos días en los que Satanás quiere servirse de los frutos de sus vias.  Oren para que el plan de Satanás no tenga éxito.  Gracias por haber respondido a mi llamado.  (29/8/85)

 

 

30 Agosto: Sábado, 21 Tiempo Ordinario. 1ra. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

1 Ts 4, 9-11 ¨sal 97, 1-9 · Mt 25, 14-30

Trabajando con vuestras propias manos.

 

 

            Queridos hijos, también la Cruz formaba parte del plan de Dios cuando ustedes la construyeron.  Especialmente en estos días, vayan al Monte Krizevac y oren al pie de la Cruz.  Yo necesito de sus oraciones. Gracias por haber respondido a mi llamado. (30/8/84)

 

31 Agosto: Domingo, 22 Tiempo Ordinario.2da. Semana del salterio. Ciclo B. Ornamentos Verde.

Dt 4, 1-2. 6-8 ¨sal 14, 2-5 · St 1, 17-18. 21b-22. 27 · Mc 7, 1-8, 14-15. 21-23

Llevad la Palabra a la práctica.

 

 

            Que los enfermos crean y oren.  Yo no puedo ayudar al que no reza y no hace sacrificios.  Los enfermos, igual que los sanos, deben orar y sacrificarse por otros que están enfermos.  Mientras con más firmeza crean, oren y ayunen por la misma intención, mayor será la gracia y la misericordia de Dios.  (18/8/82)