EL SANTO ROSARIO

Introducción

La palabra "rosario" hace referencia al ejercicio piadoso compuesto de oraciones mentales y vocales. El Rosario es una recitación de 15 decenas de Avemarías, precedida cada decena por el Padrenuestro y acompañada de una meditación llamada "misterio". Los 15 Misterios del Rosario giran en torno de la Encarnación, Pasión y Resurrección de Cristo; forman un compendio de la vida de Jesús y de María y contienen un resumen del Año Litúrgico. El Rosario presenta las doctrinas de la fe católica de un modo comprensivo y gráfico. Esta oración va dirigida a Jesús y a su Santísima Madre. Alcanzamos a Jesús, fuente de todas las gracias, mediante María su Madre Santísima. El Credo de los Apóstoles se recita en el crucifijo; el Padrenuestro en las bolitas grande; el Avemaría en la bolitas más pequeñas; el Gloria después de las tres Avemarías y después de cada decena, en las mismas bolitas grande del Padrenuestro. El 13 de junio de 1917, Nuestra Señora pidió una oración adicional fuera agregada después de cada decena. Es una oración de perdón que le pedimos a Nuestro Señor Jesucristo y es dicha después del Gloria al terminarse cada decena solamente.

El Santo Rosario en los mensajes de María Reina de la Paz en Medjugorie

El Santo Rosario es la oración preferida de la santísima Virgen. Tanto en Lourdes como en Fátima nos habla del rosario. A Bernardita Subirous le pide que lo rece continuamente por la conversión de los pecadores. En Fátima agrega que se rece diariamente por la paz del mundo y la salvación de las almas, ya que iban muchas al infierno porque no había quien rezara por ellas. En Medjugorie, desde que comenzaron las apariciones, la Reina de la Paz nos dice:

«Recen cada día el Rosario entero.

Oren conmigo en estos días. ¡Y oren lo más posible! Ayunen, además, todos los miércoles y los viernes recen cada día, por lo menos, el Rosario entero: los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos...»(14.8.84)

«¡Queridos hijos! Con sus oraciones me han ayudado a que se realicen mis proyectos. Continúen orando para que estos proyectos se realicen plenamente. Pido a las familias de la parroquia que recen el rosario en familia. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!» (27.9.84)

«¡Queridos hijos! Les exhorto a invitar a todos los fieles a la oración del Rosario. Con el rosario vencerán todos los obstáculos con que Satanás, en este momento, intenta provocar a la Iglesia Católica. Todos ustedes, sacerdotes, reciten el Rosario, denle espacio al Rosario. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!» (25.6.85)

«¡Queridos hijos! Hoy los invito a formar parte de la lucha contra Satanás por medio de la oración, particularmente, en este período. Ahora Satanás los quiere atacar más, puesto que ustedes son más conscientes de su actividad. Queridos hijos, revístanse de la armadura contra Satanás y derrótenlo con el Rosario en mano. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!» (8.8.85)

«¡Queridos hijos! Hoy los invito a comenzar a rezar el Rosario con fe viva, así los podré ayudar. Ustedes queridos hijos, desean recibir gracias pero no oran, por lo tanto no los puedo ayudar puesto que no quieren moverse. Queridos hijos, los invito a rezar el Rosario. Que el rosario sea para ustedes el compromiso de continuar con alegría; así comprenderán el porqué he estado tanto tiempo con ustedes: deseo enseñarles a orar. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!» (12.6.86)

«¡Queridos hijos! Hoy como nunca antes los invito a la oración. Que su oración sea oración por la paz. Satanás es fuerte y desea destruir, no sólo la vida humana, sino también la naturaleza y el planeta en el que viven. Por eso, queridos hijos, oren para que puedan ser protegidos por medio de la oración, con la bendición de la paz de Dios. Dios me ha enviado entre ustedes para ayudarlos. Si quieren, aférrense al Rosario. Ya sólo el Rosario puede hacer los milagros en el mundo y en su vida. Yo los bendigo y permanezco con ustedes hasta que Dios lo quiera. ¡Gracias porque ustedes no traicionarán mi presencia aquí! ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!» (25.1.91)

«¡Queridos hijos! Dios me ha concedido este tiempo como un don para ustedes, para así poderles enseñar y guiar en el camino de la salvación. Ahora, queridos hijos, ustedes no comprenden esta gracia: pero pronto vendrá el tiempo cuando se entristecerán por estos mensajes. Por eso, hijitos, vivan cada palabra que les he dado durante este tiempo de gracia: renueven la oración hasta que la oración se haga algría en ustedes. De manera particular, invito a todos los que se han consagrado a mi Corazón Inmaculado, a que se hagan ejemplo para los demás. Invito a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas a que recen el Rosario y enseñen a los demás a rezarlo. Hijitos, el Rosario es particularmente querido por mí. Por medio del Rosario ustedes abren sus corazones y de esta menera los puedo ayudar. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!» (25.8.97)

Novenas del Rosario.

La devoción, pública o privada, con una duración de nueve dias para conseguir una gracia especial, es lo que se llama Novena. Aquellos que la hacen viven con la esperanza de que lo que piden será concedido, y con una perfecta fe y resignación en caso de no obtener la gracia que se pide, pero lo que es seguro es que Jesucristo otorgará alguna gracia o bendiciones. Esto requiere un entendimiento profundo de su infinita Sabiduría y de su insondable Misericordia, ya que es El que sabe que es lo que nos conviene. Las Novenas se originan a imitación de los Apóstoles cuando se reunieron a orar por nueve dias desde la Ascención de Nuestro Señor hacia el cielo hasta el domingo de Pentecostés, dónde quedaron ungidos por el Espíritu Santo. La práctica de decir el Rosario nueve veces en forma de Novena de Rosario de petición o de acción de gracias es una forma de complacer a Nuestra Señora que nos ha pedido tanto que oremos el Rosario.. La popularísima Devoción del Rosario la Novena de los 54 Dias, la cuál se originó en el 1884, en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya, consiste en la recitación diaria de cinco decenas del Rosario por veintisiete días en petición y cinco decenas por veintisiete días adicionales en acción de gracias. En realidad estaréis haciendo tres Novenas en petición por un favor en particular y tres Novenas en acción de gracias.

El Rosario en Familia

Familia Que Reza Unida … Permanece Unida.

El Rosario en familia es el Rosario recitado en voz alta, en unión con la mayoría de los miembros y amigos de la familia que puedan estar presente. Cualquier integrante de la familia ( una o mas personas) pueden hacer el Rosario en familia en un sitio adecuado y a cualquier hora.. El que guía el Rosario dice en voz alta la primera parte de cada oración y anuncia el Misterio; una segunda persona o grupo de la familia contesta en voz alta la segunda parte de la oración.

Los Cinco Primeros Sábados.

Los Cinco Primeros Sábados se hacen en reparación y honor del Inmaculado Corazón de María. Fátima es un pequeño pueblito de Portugal, donde la Santísima Virgen se le apareció a tres niños, una de las niñas, Lucía, fue la que reveló este deseo de la Santísima Virgen. En 1917 Nuestra Señora de Fátima dijo: "Prometo ayudar en la hora de la muerte, con las gracias necesarias para la salvación, a quien en el Primer Sábado de cinco meses consecutivos:
1. Se confiese y reciba comunión.
2. Recite cinco decenas del Rosario.
3. Me haga compañía por quince minutos mientras medite sobre los quince Misterios del Rosario, con la intención de brindarme desagravio."

MISTERIOS GOZOSOS

Se rezan los Lunes, los Jueves; los Domingos de Adviento y los Domingos desde la Epifanía hasta la Cuaresma.


1er. Misterio Gozoso. LA ANUNCIACION
Señor, concédenos amor a la virtud de la humildad.
Meditemos… El Arcángel Gabriel saluda a María diciendo:"Dios te salve, llena de gracia, el Señor es contigo".Le comunica que ha sido elegida para ser la Madre del Mesías, Hijo de Dios.
1 Padrenuestro.10 Avemarías. Gloria al Padre.


2do. Misterio Gozoso. LA VISITACION
Señor, concédenos caridad para con nuestro prójimo.
Meditemos… El encuentro de María con su prima Sta. Isabel la cual pronunció las palabras inspiradas de "¡Bendita entre las Mujeres!"María abrió sus labios para alabar a Dios, "Mi alma glorifica al Señor". Por ministerio de la voz de María santificó a Juan Bautista en el seno de su madre.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


3er. Misterio Gozoso. LA NATIVIDAD
Señor, concédenos amor de Dios.
Meditemos…La gruta de Belén, el pobre establo y en él reclinado el Niño Dios, y a la Virgen extasiada en afectos de humildad, adoración y amor.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


4to. Misterio Gozoso.LA PRESENTACION
Señor, concédenos espíritu de sacrificio.
Meditemos… Cristo se sometió a la ley, lo mismo su Madre Santísima. María y José suben al templo de Jerusalén para ofrecer a su Hijo primogénito a Dios como obablación de valor infinito para salvar a los hombres.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


5to. Misterio Gozoso. EL NIÑO PERDIDO
Señor, concédenos celo de almas para tu mayor gloria.
Meditemos… El profundo dolor de María y José al perder al Niño Jesús por tres días. El inmenso gozo de haberle hallado en medio de los Doctores de la Ley.
1Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre

.

MISTERIOS DOLOROSOS

Se rezan los Martes y los Viernes, y cada día durante la Cuaresma.


1er. Misterio Doloroso. LA AGONIA EN EL HUERTO
Señor, concédenos contricción de nuestros pecados.
Meditemos…En Jesús que sufre esta agonía al pensar en los tormentos que le aguardan para expiar los pecados del mundo; al pensar en la inutilidad de su Pasión para muchas almas que resistirán a su gracia.
1 Padrenuestro. 10 Avemaría. Gloria al Padre.


2do. Misterio Doloroso. LA FLAGELACION
Señor, concédenos la gracia de mortificar nuestros sentidos.
Meditemos … En el dolor que sufre la Santísima Madre al saber los crueles azotes que su Hijo sufre; atiende al número a la cureldad y duración que por nosotros padece.
1Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


3er. Misterio Doloroso. LA CORONACION DE ESPINAS
Señor, concédenos desprecio a las pompas del mundo y paciencia para llevar nuestras cruces.
Meditemos … En Jesús que se encuentra desfallecido, con la cabeza cubierta de espinas, recibiendo de la soldadesca bofetadas y burlas.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


4to. Misterio Doloroso. LA CRUZ A CUESTAS
Señor , concédenos fortaleza para llevar las tribulaciones de esta vida.
Meditemos … En el dolor que inunda el Corazón de Jesús y de María al encontrarse en la calle de la Amargura cayendo el Señor bajo el peso de la Cruz; atropellado por sus verdugos, sufriendo todo por la remisión de nuestros pecados.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías . Gloria al Padre.


5to. Misterio Doloroso. LA CRUCIFIXION
Señor, concédenos la perseverancia final y una santa muerte en los brazos de Jesús y María.
Meditemos … En las tres horas de silencio en una inmovible rigidez; y Jesús se dispone amorir la muerte digna de Dios, entregado a una agonía lenta, cruel, dolorosa. María Santísima va muriendo místicamente con su divino Hijo; sienten la voluntad del Padre.
1Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.

MISTERIOS GLORIOSOS

Se rezan los Miércoles y los Sábados, y los Domingos desde Pascua de Resurrección hasta el Adviento.


1er. Misterio Glorioso. LA RESURRECCION
Señor, concédenos gusta las alegrías dulcísimas en la Resurrección de Jesús y Fe ardiente por tenerlo presente en nuestros Tabernáculos.
Meditemos … Oigamos de pronto el terromoto, la losa que salta, los soldados que huyen, y Jesús ante el sepulcro, resucitado, glorioso y resplandeciente.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


2do. Misterio Glorioso. LA ASCENSION
Señor, concédenos fervientes deseos del cielo nuestro verdadero hogar.
Meditemos … Viendo a Jesús en la cumbre del Monte de los Olivos, rodeado de su Madre, de las piadosas mujeres, de los Apósteles y discípulos. Jesús los bendice y se va, elevándose en los aires; una nube lo cubre, los Angeles bajan. Alegrémonos de su triunfo.
1 Padrenuestro. 10 Avemaría. Gloria al Padre.


3er. Misterio Glorioso. LA VENIDA DEL ESPIRITU SANTO
Señor, concédenos celo por la gloria de Dios.
Meditemos … Veamos reunidos a los Apóstoles en el Cenáculo, y en medio de ellos la Virgen Santísima, como su Reina y Madre, consagrados a la oración y penitencia. De pronto un viento huracanado, lenguas de fuego sobre la cabeza de cada uno, figuras del Espíritu Santo, y todos, encendidos en el divino amor.
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.


4to. Misterio Glorioso. LA ASUNCION
Señor, concédenos una tierna devoción a la Santísima Virgen María.
Meditemos . … En la Virgen María durmiéndose dulcemente en la agonía; luego siendo colocada en el sepulcro y levantándose resucitada a la vida inmortal, elevada a los cielos sobre las alas de los ángeles, y haciendo su entrada en ellos como su Señora y Emperatriz.
1 Padrenuestro, 10 Avemarías. Gloria al Padre.


5to. Misterio Glorioso. LA CORONACION
Señor, concédenos la perseverancia en la gracia y una futura corona de gloria.
Meditemos… En la Virgen María que llega ante el solio de la Trinidad acompañada de su Hijo, de jerarquías angélicas y de legiones de almas bienaventuradas. Dios le dice:"¡Ven, Madre de mi Verbo, Esposa de mi Espíritu, Hija mía muy amada: Ven y serás coronada!"
1 Padrenuestro. 10 Avemarías. Gloria al Padre.

LETANIAS LAURETANAS

Señor, ten piedad.
Cristo , ten piedad.
Señor, ten piedad. Cristo, óyenos
Cristo escúchanos.
Dios, Padre celestial, Ten misericodia de nosotros,
Dios, Hijo, Redentor del mundo, Ten misericordia de nosotros,
Dios, Espiritu Santo, Ten misericordia de nosotros,
Trinidad santa, un sólo Dios, Ruega por nosotros,
Santa María, " " "
Santa Madre de Dios, " " "
Virgen, la más pura, " " "
Madre de Cristo,
Madre de la Gracia Divina,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virgen,
Madre sin pecado,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del Buen Consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Madre de la Iglesia,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso insigne de devoción, Ruega por nosotros,
Rosa mística, " " "
Torre de David, " " "
Torre de Marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo, Ruega por nosotros,
Estrella de la mañana, " " "
Salud de los enfermos, " " "
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Angeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apósteles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina elevada al Cielo,
Reina del Santo Rosario,
Reina de la Paz,

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
. Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo.
. Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo.
. Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

OREMOS. Señor, tu Hijo Unigénito nos mereció con su Vida, Muerte y Resurrección el don de la salvación eterna. Te rogamos nos concedas que al recodar hoy estos Misterios del Santo Rosario de la Sacratísima Virgen María, vivamos lo que enseñan y alcancemos lo que promenten. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

OREMOS. Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y de cuerpo, y por la intercesión gloriosa de la siempre Virgen María, nos veamos libres de la tristeza presente y gocemos para siempre de las alegrías del cielo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

LAS PLEGARIAS DEL ROSARIO

EL CREDO. Creo en Dios Padre Todopoderoso. Creaador del cielo y de la tierra, y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos y al tercer día resucitó de entre los muertos. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

PADRENUESTRO. Padrenuestro, que estás en los cielos, santificado sea el tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. Danos nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas como tambien perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos deje caer en la tentación, mas líbranos del mal .

AVE MARIA. Dios te salve María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA AL PADRE. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora, y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

ORACION DE NUESTRA SEÑORA DE FATIMA. Oh, Jesús mío, perdónanos nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo todas las almas, especialmente las más necesitadas de tu divina misericordia. Amén.

LA SALVE. Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A Tí llamamos los desterrados hijos de Eva; a Tí suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pués, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María!. Ruega por nosotros , Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

1