Algas, chupaalgas y caracoles

Tipos de algas

Prevención contra las algas

Peces que nos ayudan a mantener las algas controladas

Caracoles

Prevención contra los caracoles

Tipos de algas

Las algas, como las noticias, pueden ser buenas o malas.

Las buenas están presentes en pequeñas cantidades como indicador de agua en buenas condiciones y se pueden mantener a raya controlando la iluminación o con peces 'chupaalgas'. Son debidas a agua con nutrientes y buena iluminación.

Las algas malas son debidas a mala calidad de agua o a una plaga de algas que intenta acaparar el acuario. Aunque consideradas como plaga por algunos, otros pueden verlas estéticas o necesarias para la alimentación de sus peces, como todo, es cuestión de gustos.

Algas azules o verde azuladas

Crecen muy rápidamente y se colocan casi sobre cualquier cosa. Normalmente indican baja calidad del agua. Pueden eliminar el nitrógeno del agua y suelen verse en acuarios con muy bajo nivel de nitratos. A veces se colocan en pequeñas cantidades entre el substrato y las paredes del acuario. Pueden llegar a axfixiar y matar plantas. Se trata de cianobacteria, puede ser eliminada físicamente, pero no es una solución permanente mientras las condiciones del agua les sean favorables. Añadir ácido fosfórico suele eliminarlas.

Algas marrones

Normalmente indican una falta de luz o mala calidad de la misma, aunque también pueden deberse a un exceso de silicatos. Subiendo la iluminación del acuario suelen desaparecer. Se eliminan limpiando los cristales o sifonando el área afectada.

Agua verde

Debida a algas verdes unicelulares que se reproducen rápidamente en el agua, volviéndola de color verde. Suele ser causada por un exceso de iluminación así como por exposición directa a la luz solar.

Algas formando puntos

Crecen en un circulo duro y fino de algas verdes, normalmente en los cristales del acuario y en las hojas de algunas plantas iluminadas excesivamente. Son normales en acuarios con plantas. Se eliminan mecánicamente de los cristales con una cuchilla, un paño, una esponja o papel celulosa.

Película fina de Algas

Crece en los cristales del acuario, emborronando los mismos. Se elimina fácilmente limpiando el cristal con un paño, esponja o papel celulosa. Es normal debido a los niveles de iluminación necesarios para el buen crecimiento de las plantas.

Algas formando "barba" en las hojas

Crece en las hojas de las plantas y es de color verde brillante. Pueden llegar a alcanzar los 4 cm de largo. No puede ser eliminada mecánicamente. No indica mala calidad de agua pero crecen mucho y muy rápido por lo que pueden ser consideradas como malas algas. Pueden eliminarse con productos químicos específicos destructores de algas para acuarios.

Algas peludas

Crecen en grupos por el suelo, alrededor de la base de las plantas y objetos decorativos. Son más gruesas que las algas en forma de barba. Pueden llegar a alcanzar los 5 cm de largo y se pueden eliminar mecánicamente enredándolas en un cepillo de dientes. Llegan a ser problemáticas si se las deja crecer libremente. Son un buen alimento para chupaalgas.

Algas formando hebras

Crecen a lo largo hasta alcanzar 30 centímetros o más. Son de un color verde oscuro o parduzco y son muy finas. Suelen indicar exceso de hierro (>0.15ppm). Fáciles de eliminar mecánicamente.

Algas ramificadas

Suelen crecer en elementos del acuario (salida de agua) cerca de la superficie del acuario. Son difíciles de eliminar mecánicamente Se pueden eliminar limpiando los componentes afectados en una mezcla de lejia y agua al 25%.

Algas en forma de terciopelo

Crece en mechones oscuros de 2 a 3 mm de largo sobre las hojas de plantas de crecimiento lento (Anubias) y elementos del acuario como tubos o filtros internos. No puede eliminarse fácilmente. Lo más conveniente es eliminar las hojas afectadas y lavar los elementos afectados en una mezcla de agua y lejía al 25%. Algunos chupaalgas (Epalzeorhynchos siamensis o chupaalgas siames) eliminan bastante bien este tipo de algas. Y de manera más drástica con un tratamiento a base de cobre.

Opciones

Prevención contra las algas

Las esporas de las algas están omnipresentes en el acuario a no ser que se tomen medidas drásticas contra ellas. En acuarios en los que se tienen únicamente peces, un esterilizador por luz ultravioleta suele funcionar bastante bien. Para acuarios con plantas, la luz ultravioleta no es una buena solución ya que tiende a oxidar los elementos traza y limitar el potencial de crecimiento de las plantas.

Afortunadamente, las plantas son competidoras de las algas y suelen ganarles la batalla consumiendo los nutrientes del agua más rápidamente. Si existe exceso de nutrientes, éstos servirán a las algas, en función del nutriente del que exista 'sobredosis', existirá un tipo distinto de alga, ya que no todas necesitan de los mismos nutrientes. Para evitar introducir un nuevo tipo de alga en un acuario, hay quien sumerge las plantas nuevas en una mezcla de agua y lejía, en proporción de 1 parte de lejía y 19 de agua, durante un par de minutos y posteriormente en agua con algún producto eliminador del cloro.

Opciones

Peces que nos ayudan a mantener las algas controladas

Es el control más efectivo contra las algas. Es aconsejable que algún tipo de pez chupaalgas o comealgas sea el primer o los primeros pobladores de nuestro acuario.

Molly Negro

Son unos buenos candidatos durante el periodo de establecimiento del nuevo acuario ya que son baratos y fáciles de encontrar. Suelen ser considerados como 'prescindibles' por algunos acuariófilos y eliminados tras el periodo inicial del acuario. No se les debe alimentar con comida ya que dejarían de comer algas.

Otocinclus

Son unos buenos comedores de algas, pero se mantienen mejor en grupos ya que son muy pequeños. Uno por cada 30 litros de agua suele ser una buena medida. Existen algunas variedades de otocinclus y peces muy parecidos a éstos que prefieren la piel de otros peces antes que las algas, aunque las variedades de otocinclus suelen ser difíciles de distinguir. Otocinclus afinis es una de las variedades 'buenas'.

Plecostomus

Sólo las variedades más pequeñas son útiles en un acuario plantado, ya que las variedades que más crecen tienden a comerse las plantas junto con las algas.

Comealgas o chupaalgas siamés

No confundir con comealgas o chupaalgas chino que es agresivo y no come algas. El chupaalgas siamés (Crossocheilus o Epalzeorhinchos siamensis) es un buen comedor de algas en forma de terciopelo. El zorro volador pertenece a esta variedad y puede resultar agresivo cuando se hace adulto. La otra variedad, tiene la misma forma que el zorro volador, pero su cuerpo es más plateado y tiene una banda negra irregular y otra de color bronce o dorado sobre la negra. Estos no son agresivos y son buenos compañeros de discos y tetras. Las dos variedades son difíciles de distinguir a no ser que estén juntas y la mayoría de los vendedores suele identificarlos con el mismo nombre (zorro volador).

Opciones

Caracoles

Los caracoles son considerados normalmente como un desastre dentro de un acuario plantado, pero con una plantación densa y unas buenas condiciones de crecimiento de las plantas, la variedad adecuada de caracol puede ser muy útil consumiendo materia muerta de las plantas y detritus. Cualquier daño que puedan causar se ve compensado por el rápido crecimiento de las plantas.

Melanoides

Vive en el substrato durante el día y tiende a salir por las noches. Su concha es en forma de cono y puede llegar a los 2cm de largo. Es vivíparo y se reproduce rápidamente. Se considera beneficioso en acuarios plantados y no daña las plantas, incluso cuando se encuentran en exceso. Son difíciles de encontrar en venta, pero suelen venir gratis con las plantas. Los botias los mantienen bajo control.

Caracoles en forma de cuerno de carnero

Son muy comunes y los hay de varios tamaños. Los más pequeños no son muy dañinos para las plantas, aunque pueden entusiasmarse con las hojas de las Hygrophilas. Existe una variedad de color marrón con rayas irregulares oscuras y claras a lo largo de la concha (colombiano) que se hace bastante grande y extremadamente prolífico. Siente un terrible apetito por las plantas.

Caracoles de estanque

Tienen la forma de un balón de futbol y alcanzan los 2cm. Son buenos comedores de plantas.

Caracoles Manzana

Similares a los caracoles de estanque, pero su espiral es más redonda y son mucho mayores. No comen plantas vivas, prefieren las algas y deshechos animales y vegetales.

Opciones

Prevención contra los caracoles

Una solución pobre en permanganato potásico los elimina de las plantas. Una concentración de 10mg/l y un baño de 10 minutos de la planta como desinfectante general y posteriormente aclararlas con agua limpia. Esto elimina huevos de caracoles, parásitos e incluso es bastante eficaz contra las esporas de algunas algas.

Opciones