TEORIA DE ROLES

 

Robert K. Merton

 

Entre sus contribuciones más notables a la psicología social se cuentan sus trabajos sobre la teoría del rol y los grupos de referencia.

 

 

Antecedentes de la teoría de los grupos de referencia

 

En la sociedad contemporánea cada comunidad está formada por gran cantidad de grupos y cualquier persona pertenece a cierto número de diferentes tipos de grupos, organizados de acuerdo con los patrones de antecedentes étnicos, afiliación religiosa, intereses culturales o clase económica.

 

El término “grupo de referencia” fue acuñado por Hyman en una investigación sobre el estatus socioeconómico. Este es el status subjetivo, es al cual una persona cree que pertenece; es el que se emplea como base de comparación para la autoapreciación. Y existe el “grupo de pertenencia” que es al cual realmente pertenece la persona.

 

Newcomb descubrió que la estructura de las actitudes de un sujeto dependía de qué marco de referencia significativo usara: la comunidad escolar o su comunidad familiar.

 

 

La teoría del comportamiento de grupo de referencia

 

Kelley distingue dos tipos funcionales de grupo de referencia, el normativo y el comparativo. El tipo normativo establece y mantiene estándares para el individuo (sirve como fuente de los valores que asimila); el comparativo sirve como estándar de comparación de acuerdo con el cual el individuo se evalúa a sí mismo y a los demás (le permite evaluar su posición en relación con la de otros). Deben distinguirse los dos tipos de grupos de referencia de los “grupos de interacción” que son simplemente una parte del ambiente social del individuo. Debe tenerlos en cuenta cuando trabaja para alcanzar sus objetivos, pero no tienen significación normativa o comparativa para él.

 

Se debe tener una adecuada definición de grupo, éste cuenta con tres criterios para ser considerado como tal: 1) comprende cierto número de individuos que interactúan entre sí sobre la base de pautas establecidas; 2) las personas que interactúan se definen a sí mismas como miembros del grupo; 3) estas personas son definidas por otros (miembros y no miembros) como miembros del grupo.

 

Existe distinción entre un individuo de referencia y un “modelo de rol”. Una persona que se identifica con un individuo de referencia , trata de “aproximarse al comportamiento y valores de ese individuo en sus diversos roles”. La noción de un modelo de rol implica una identificación más limitada; abarca sólo uno o tal vez unos pocos de los roles del modelo de rol.

Un grupo de referencia puede ser positivo o negativo. Es positivo cuando sus normas o estándares son adoptados como marco de referencia. Es negativo cuando sus normas se rechazan a favor de normas contrarias.

 

 

Estructura social y anomia

 

Merton hizo una importante contribución para comprender el modo en que los tipos específicos de estructura social producen comportamientos desviados. No considera la desviación como un problema psicopatológico o idiosincrásico, sino más bien como algo que se forma en la textura de la sociedad y emerge de ésta. En términos de Merton, “el comportamiento socialmente desviado es un producto de la estructura social, de la misma manera que el comportamiento conformista” y así mismo, “nuestro principal objetivo consiste en descubrir cómo algunas estructuras sociales ejercen una presión definida sobre ciertas personas de la sociedad, llevándolas a asumir una conducta no conformista en lugar de una conducta conformista”.

 

Hay que considerar dos aspectos de todos los sistemas sociales y culturales. El primero es el conjunto de “metas, propósitos e intereses culturalmente definidos, aceptados como objetivos legítimos por todos los miembros de la sociedad o por miembros diversamente ubicados” Estas son las cosas por las cuales la gente siente que es importante luchar. Un segundo elemento importante “define, regula y controla los medios aceptables para llegar a estas metas”, es decir, que una meta determinada puede ser alcanzada por diversos medios pero sólo algunos de ellos son legítimos, en l sentido de que están sancionados positivamente por la cultura. Este elemento se denomina “medios institucionalizados”.

 

Las culturas varían ampliamente en función de ambos elementos pero es evidente que para que una cultura sea estable y funcione son dificultad es importante que los dos estén razonablemente bien integrados. Cuando una cultura carece de esa integración, sobreviene un estado de “anomia”. Anomia es el término para referirse a una condición de desorganización social o “ausencia de regulación”.

 

El individuo puede aceptar o rechazar las metas culturales o los medios institucionalizados para alcanzarlas o puede rechazar ambos y sustituirlos por nuevas metas y medios.

 

Los tipos de adaptación individual son:

 

Conformidad: Cuando una cultura está bien integrada (y no hay anomia) la forma modal de adaptación será la conformidad con las metas culturales y los medios institucionalizados.

 

Innovación: cuando una persona acepta la meta cultural pero rechaza, por alguna razón, los medios institucionalizados para alcanzarla, puede tratar de buscar medios nuevos. Estos pueden ser o no legítimos en términos del sistema de valores de la cultura, y con frecuencia pueden no serlo.

 

Ritualismo: algunos individuos abandonarán las metas culturales o descenderán radicalmente en la escala de éstas pero al mismo tiempo seguirán rigiéndose por las normas institucionales para alcanzarlas. Este modo de adaptación consiste esencialmente en “buscar individualmente una huida privada de los peligros y frustraciones inhertes a la competencia por las metas culturales fundamentales mediante el abandono de estas metas y la adhesión más fuerte posible a las rutinas seguras y a las normas institucionales”. El que se adapta en forma ritualista ha abandonado toda oportunidad de éxito (cualquiera que sea la definición cultural de éxito); pero encuentra seguridad al seguir las rutinas prescriptas culturalmente para alcanzar el éxito.

 

Retraimiento: cuando alguien ha rechazado tanto las metas de su cultura como los medios institucionales con ellas vinculados, se ha retraído de la sociedad.

 

Rebelión: este modo de adaptación consiste tanto en un rechazo de los valores e instituciones culturales como en su sustitución por un conjunto nuevo de valores e instituciones.

 

Cloward destaca que así como el acceso a los medios institucionales para alcanzar metas valoradas por la cultura está socialmente pautado, también lo está el acceso a los medios ilegítimos para alcanzarlas; es decir, que las motivaciones para la desviación y las presiones hacia ella no explican de manera total el comportamiento desviado. El término “medios” se refiere realmente a dos clases de cosas: estructuras de aprendizaje (“ambientes de aprendizaje apropiados para la adquisición de los valores y capacidades vinculados con el desempeño de un rol particular”, y estructuras de oportunidad (oportunidades para desempeñar el rol una vez que se han adquirido las capacidades).